Preocupa el abandono de edificio escolar

Padres autoconvocados del JIM 39 de Palma Sola tuvieron que cortar la ruta para conseguir que las autoridades ministeriales escuchen sus demandas vinculadas con la mejora del edificio escolar que permita a los niños asistir a clases normalmente. Por lo pronto consiguieron que personal del área de Infraestructura se acerque a solucionar las pérdidas de agua por sobre todo.

Después de tanto pedir ser escuchados por las autoridades del Ministerio de Educación de la Provincia, los padres de los alumnos que asisten al JIM 39 del barrio Nueva Esperanza, cortaron recientemente la ruta 6 a la altura del mencionado sector, donde las autoridades ministeriales se hicieron presentes y escucharon las necesidades que hace tanto tiempo vienen reclamando.

Reclamaron una mejora edilicia, destacando que era urgente reparar las pérdidas de agua. Destacaron que falta personal y docentes de las materias especiales.

Al hacerse presente el subdirector de Gestión Educativa de la región IV, Eduardo Cáceres, junto a otras autoridades, dialogó con los padres, llegando a un acuerdo de gestionar urgente la entrega de cargos docentes de Educación física, Música y Artística; en tanto que ya se designó un personal de servicio.

Pusieron de manifiesto y se pudo comprobar que las instalaciones estaban en muy mal estado, derroche y falta de agua, a la vez, la humedad y el mal olor. Los padres en un principio indignados por la situación mantuvieron una acalorada discusión con los docentes y autoridades hasta que se calmaron y llegaron a un acuerdo, esperando que sea una pronta solución.

Por otra parte también recorrieron las instalaciones de la escuela 238 "Santa Bárbara", que desde el mes de agosto pasó a ser de jornada completa. Por esa misma razón pusieron en conocimiento lo que atraviesan los niños, con respecto al comedor escolar, señalando que faltan cocineros capacitados y después fueron los mismos reclamos que se hizo con los jardines, ya que comparten el edificio.

Las autoridades expresaron que se encuentran a disposición para trabajar mutuamente, en armonía y tranquilidad, para que los alumnos puedan asistir normalmente a clases y de esa manera acceder a la educación. Los padres manifestaron al El Tribuno de Jujuy que por las consecuencias varios niños se enfermaron y no fueron al jardín. "El lugar era impresentable, las condiciones no eran las buenas para que asistan a clases y cada día nos preocupaban más y nos llevó a cortar la ruta", puntualizaron.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...