El síndrome de Down no fue obstáculo para cumplir su gran sueño

"El trabajo dignifica" es la frase de Karl Max para resaltar la naturaleza del ser humano al realizar una acción dedicada a sostenerse laboralmente y tener una calidad de vida apropiada e íntegra. Es esta situación la que convierte a Rosario Villagrán en una joven que logró cumplir un sueño tan importante como lo es trabajar, valiéndose por sí misma al ejercer su función como docente del nivel inicial en el Colegio "Remedios de Escalada de San Martín".

El síndrome de Down no fue ningún obstáculo, al contrario, a su constante esfuerzo le sumó la perseverancia para desempeñarse en un establecimiento educativo capitalino, por lo que a través de su formación, pudo iniciar un camino con igualdad de condiciones. Por ello, que el colegio haya abierto sus puertas al transitar de este recorrido nuevo es un gran paso. Y acaso, el primero de muchos, ya que se trata de una causa laboral que habla por sí sola de las oportunidades otorgadas al mérito de Rosario como estudiante de la asociación "Todos Juntos". Patricio Carrillo, presidente de la entidad, se encuentra conforme con este éxito y con el convenio firmado entre las instituciones educativas.

"Esperamos que este sea el puntapié inicial de muchas más uniones con otras entidades que abran sus puertas a la inclusión y a que alumnos de 'Todos Juntos' puedan ingresar para pasar a ser trabajadores", explicó el referente de la asociación donde Claudio Olivares es orientador laboral de jóvenes que asumen el desafío de emprender lo que significa trabajar sin centralizarse en alguna discapacidad.

CONVENIO ENTRE INSTITUCIONES

La joven transitó por los niveles educativos obligatorios en el afán de adquirir herramientas para poder desenvolverse como docente. Ella hizo sus pasantías en el interior de la institución y en el servicio de nivel inicial, lo que le permitió interactuar y trabajar en grupo.

"Hoy se posiciona como una docente y ahora en el colegio con nivel inicial y primario, donde puede ampliar su campo de conocimiento y aplicar lo aprendido en todas sus formaciones", destacó Olivares en coincidencia con el referente de la asociación, considerando que es un gran orgullo esta meta alcanzada. De esta manera, Rosario Villagrán está marcando el camino para que aquellos alumnos de la institución puedan ver cuáles fueron o están siendo sus logros personales y que sean ejemplos de que sí se puede salir adelante y que las capacidades hay que explotarlas.

"El tema de la inclusión laboral con personas con síndrome de Down es un déficit grande, más del 70% de los adultos en condiciones de trabajar, no trabajan. Hay mucho campo para mejorar y si se da como el caso que se alineen los intereses y las habilidades, la verdad es que sería algo bueno", reflexionó Carrillo.

Es así que las emociones se viven a flor de piel en la joven ya que pasaron muchos profesionales guiando su aprendizaje. Asimismo, es muy importante desarrollar, potenciar y favorecer las capacidades, para que así como Rosario; otros jóvenes las puedan aplicar en diferentes entornos y seguir creciendo desde su tenacidad, permanencia y vocación.

"Por mi rol de docente, siento que soy como una guía"

ROSARIO VILLAGRÁN | LA JOVEN QUE ENSEÑA A NIÑOS DE NIVEL INICIAL.

La joven de 25 años tiene síndrome de Down, estu‑ dió en el profesorado de nivel inicial y hoy trabaja en el Colegio “Remedios de Escalada de San Martín”.

¿Cómo es tu historia de vida?

Tengo mi historia de nacimiento, con mucha carga importante.

En mi historia de recién nacida viví como hija, ahora tengo una buena profesión de maestra jardinera y es hermoso cumplir mi sueño de trabajar.

¿Desde niña te gustó el tema de la enseñanza?

En el jardín "Diente de leche" en Palpalá yo quería ser maestra jardinera por mi recuerdo en el jardín, donde me hizo recordar a los niños.

¿Cómo te sientes con el hecho de estar al frente de un aula?

Estoy muy feliz, contenta y emocionada.

Los niños están bien por compartir este momento, por mi rol de docente siento que soy como una guía.

Me encantan los niños y darles mucho cariño, amor y respeto; también enseñarleS los valores y los derechos del niño.

Gracias a Dios que estuve estudiando y lo viví en mi corazón y en mi vida.

Tengo mis amigos que también me acompañan.

¿En qué instituciones realizaste prácticas?

En los jardines de RIM 20 y de Stevens, lugares donde estuve haciendo la práctica.

Estoy en el curso de auxiliar como maestra jardinera y realicé también pasantía en la asociación "Todos Juntos".

¿Qué métodos aplicas para tu desempeño?

Enseñándoles a pintar, cantándoles canciones infantiles o que aprendan los días del mes y del año.

Eso me gusta a mí. Yo recuerdo en el RIM 20, mi pasantía y a los niños de la sala de cinco años.

Ahí cumplí mi función como docente, enseñándoles los valores y darles todo el cariño.

¿Qué sientes al trabajar?

Estoy muy contenta con los profesores de la asociación "Todo Juntos", por cumplir este sueño de tener trabajo y es emocionante. Mi mamá está orgullosa de mí por ser hija y estudiante, de todo.

Vivo la emoción de mis padres, de mis hermanos y de mis tíos agradeciendo a Dios todo lo que me brindan y al Colegio "Remedios de Escalada de San Martín".

Es muy hermoso. Estuve en la sala de tres y cuatro años.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...