Su perra le defecó en la boca mientras dormía y debió ser internada por un virus: "Lo amo"

Una mujer británica tuvo que ser internada luego de que su perro le defecara en la boca mientras dormía la siesta. La protagonista de este asqueroso hecho identificada como Amanda Gommo contó que su chihuahua enfermó, sufrió una descompostura repentina y sus desechos fueron a parar a su boca. Aún así y todo afirmó "amarlo".



“Estaba durmiendo la siesta a la tarde con Belle, como siempre lo hago, cuando de repente sentí que algo salía a chorros en mi boca”, contó Gommo, que luego de eso estuvo vomitando durante horas. "Fue repugnante. No podía quitarme el sabor de la boca", explicó el New York Post.


Con el correr de las horas se percató que su cuadro no mejoraba y fue al médico. Le recetaron tres analgésicos para calmar el dolor estomacal y le recomendaron beber mucha agua para eliminar cualquier posible infección. Por otra parte, la hija de Gommo llevó a la mascota al veterinario y le diagnosticó un virus estomacal.

Los síntomas de la mujer empeoraron a las 48 horas siguientes con un dolor que se extendió a todo su cuerpo. Fue trasladada a un hospital donde médicos le diagnosticaron una infección gastrointestinal que había pasado a través de las heces del chihuahua.

“Estaba tan deshidratada por estar enferma y tener diarrea que mis riñones se habían reducido a la mitad de su tamaño” afirmó Gommo que estuvo tres días en observación para eliminar la infección. "Mi nota de alta decía que había sufrido una infección gastrointestinal causada por un perro que defecaba en mi boca, algo que los médicos nunca habían visto antes”, contó.

La paciente ya fue dada de alta y en el contexto afirmó: "He perdonado a Belle por su pequeño accidente y aún la amo con todo mi corazón. ¡Pero definitivamente seré más consciente de en qué posición dormiremos en el futuro!", aseguró.

PUBLICIDAD

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Sociedad

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...