¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

33°
1 de Marzo,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Desapareció de la cárcel el sicario de “Los Monos”

Mauricio "Caníbal" Laferrara (27) no fue encontrado cuando se hizo el recuento de reclusos. Cumplía la pena de prisión perpetua por varios crímenes y otros delitos de tinte mafioso.

Domingo, 22 de octubre de 2023 00:39

Un hombre condenado dos veces a prisión perpetua por homicidios y considerado como jefe de los sicarios del capo narco de la ciudad de Rosario, Esteban Lindor Alvarado, era buscado intensamente luego de que las autoridades penitenciarias descubrieran que no se hallaba en su celda durante un recuento de presos del Complejo Penitenciario de la ciudad de Buenos Aires, en el barrio de Villa Devoto.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Un hombre condenado dos veces a prisión perpetua por homicidios y considerado como jefe de los sicarios del capo narco de la ciudad de Rosario, Esteban Lindor Alvarado, era buscado intensamente luego de que las autoridades penitenciarias descubrieran que no se hallaba en su celda durante un recuento de presos del Complejo Penitenciario de la ciudad de Buenos Aires, en el barrio de Villa Devoto.

Se trata de Mauricio Jesús Laferrara (27), alias "Mauri" o "Caníbal", quien no fue encontrado por personal del Servicio Penitenciario Federal en la planta III del Pabellón 11, donde estaba cumpliendo su condena.

El interno recibió una visita y luego no fue encontrado en su celda durante un conteo, añadieron las fuentes.

Laferrara fue condenado junto a Alvarado, en junio de 2022, a prisión perpetua por el homicidio del prestamista Lucio Maldonado, ocurrido en noviembre de 2018.

El cuerpo de Maldonado fue encontrado en el inicio de la autopista Rosario-Buenos Aires, baleado y con una nota que decía "Con la mafia no se jode", un sello que utilizaban entonces los miembros de la narcobanda "Los Monos", enfrentada a Alvarado.

Por ese hecho y otros delitos como asociación ilícita, lavado de dinero, amenazas y balaceras, también fue condenado en el mismo juicio a prisión perpetua el propio Alvarado.

En abril de este año, otro tribunal también estableció la pena de prisión perpetua para el "Caníbal" por el asesinato de un joven llamado Cristian Beliz.

De acuerdo a lo ventilado en el juicio, Laferrara participó junto a Franco Aranda, Gastón Tévez y Matías Ávila (todos condenados) de la balacera a una distribuidora en la que fue herido y quedó hemipléjico su dueño, Oscar "Manco" García.

El ataque a tiros ocurrió la mañana del 7 de septiembre de 2019 en la distribuidora de García, un hombre sindicado como líder de una organización que usurpaba viviendas. García es tío de Mauricio Laferrara, quien habría cumplido aquél ataque por orden de Alvarado, que quería quedarse con el comercio del "Manco".

El hombre que era buscado en la cárcel de Devoto también fue imputado por el secuestro y asesinato de un joven llamado Cristian Enrique, ocurrido en octubre de 2018 en Rosario.

A la vez, los fiscales que lo acusaron tras su detención lo imputaron por un triple homicidio de personas vinculadas a "Los Monos" ocurrido en abril de aquél año en la localidad de Granadero Baigorria, cuyas víctimas fueron Gerardo Abregú y los hermanos Ezequiel y José Fernández.

Ezequiel "Parásito" Fernández estuvo involucrado en un fallido secuestro extorsivo pergeñado desde la cárcel por el jefe de "Los Monos", Ariel "Guille" Cantero, pero no llegó a juicio porque fue asesinado.

La historia criminal de la familia Laferrara se inició con el padre de "Caníbal", Jorge (63), quien en 2000 fue condenado por tráfico de marihuana en la provincia de Corrientes, al ser detenido con casi 80 kilos de drogas junto a Ariel "Viejo" Cantero, el primer jefe de la banda "Los Monos".

Tras cumplir esa condena, en 2008 Jorge Laferrara fue objeto de una nueva sentencia, en esa ocasión por el asesinato de un adolescente al que acusó de robarle un caballo. El chico estaba ligado a la familia Cantero, líder de "Los Monos", y desde entonces el vínculo entre ambas grupos se rompió hasta la actualidad.

En 2015 Jorge no regresó de una salida transitoria de la cárcel y recién volvió a ser detenido en 2019 en la salida de Rosario por la ruta provincial Nº18.

En abril de 2021, fue condenado a 2 años y 9 meses de prisión por intentar coimear a los policías que lo detuvieron en su chatarrería, pena que se unificó en 21 años de cárcel por la sentencia por homicidio.

Otro de sus hijos, Miguel Ángel "Lolo" Laferrara, también siguió los pasos familiares y en diciembre de 2020 recibió una pena de 10 años y 8 meses de prisión por el asesinato, en 2012, de un adolescente de 16 años.

En octubre del año pasado cayó en un control, con 3 kilos de cocaína en su automóvil, Yoana Laferrara (28), hermana de "Lolo" y "Caníbal".