¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

21°
23 de Febrero,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Fluminense derrotó a Boca y gritó campeón

El "xenieze" cayó ayer en tiempo suplementario por dos a uno en manos de los cariocas. Final dramática, que se definió en el alargue, donde los argentinos lucharon hasta el último.

Domingo, 05 de noviembre de 2023 00:38

Boca Juniors cayó en tiempo suplementario en la final de la Copa Libertadores ante Fluminense, que ayer se impuso por 2 a 1, en el estadio "Maracaná" de Río de Janeiro, y se consagró campeón del certamen continental por primera vez en su historia.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Boca Juniors cayó en tiempo suplementario en la final de la Copa Libertadores ante Fluminense, que ayer se impuso por 2 a 1, en el estadio "Maracaná" de Río de Janeiro, y se consagró campeón del certamen continental por primera vez en su historia.

El delantero Germán Cano, a los 36 minutos del primer tiempo, y Jonh Kennedy, a los 10 del primer tiempo suplementario, marcaron para el conjunto brasileño, mientras que el defensor Luis Advíncula, a los 27 del complemento, había igualado de forma transitoria para Boca.

mbos elencos finalizaron con diez futbolistas el encuentro, ya que Kennedy, a los 10 minutos del primer tiempo suplementario, fue expulsado por doble amonestación, y Frank Fabra vio la roja directa por agresión.

Desde el inicio del encuentro fue Fluminense el que se adueño de la tenencia del balón y aunque careció de profundidad, se las ingenió para alertar a su rival con un cabezazo de Cano que contuvo Romero.

Boca no encontró la pelota y esperó agazapado para salir de contragolpe, algo que le funcionó en varios trayectos del primer tiempo cuando tuvo la participación de Valentín Barco y los activos Miguel Merentiel y Edinson Cavani que no lograron gravitar.

Cerca de la primera media hora de juego se dio la primera polémica de la tarde: mientras esperaba un tiro de esquina, Nicolás Valentini le acertó un cabezazo a Ganso, quien cayó en el área. El VAR no llamó al árbitro Wilmar Roldán para que revisara la agresión del defensor de Boca y decidió no castigar con tarjeta.

Luego de unos minutos y la reanudación del juego, Fluminense golpeó y abrió el marcador: Keno y Arias se asociaron por la banda derecha y con una pared veloz dejaron en el camino a Fabra para lanzar un centro rasante que capturó Cano, quien con un derechazo letal y cruzado firmó el 1 a 0.

Tras el tanto, Boca quedó golpeado y sufrió hasta el final de la primera etapa los avances del conjunto carioca que asustó y se animó a ir por más, aunque no logró estirar la diferencia.

En el complemento, Boca salió con otra actitud: presionó en todas las líneas y el mediocampo se mostró más activo, generando así un juego más punzante, en el que Cristian Medina con un remate de media distancia avisó que su equipo estaba en partido. Con el correr de los minutos, Advíncula creció en el juego que propuso Boca y en las inmediaciones del área grande sacó un espectacular remate contra el palo más lejano del arquero Fábio para sentenciar el 1 a 1. Ya en el primer acto del suplementario, Boca fue el que dominó e impuso su impronta de juego, sin embargo, en la única que Fluminense avanzó con decisión, lastimó: Kennedy capturó un flojo despeje y convirtió un golazo que valió el 2 a 1. En el último epílogo, Boca se lanzó desesperadamente en busca del empate, pero no pudo lograrlo, y Fluminense tuvo un acción inmejorable que dio en el palo. Aunque sufrieron, los cariocas se quedaron con la primer Libertadores de su historia.

Cano, el goleador del campeonato

CON LA COPA | CANO MARCÓ AYER Y SE CONVIRTIÓ EN EL MÁXIMO ARTILLERO

El delantero argentino Germán Cano fue ayer el verdugo de Boca al convertir el primer gol de la final, y se consagró campeón con el Fluminense en la Copa Libertadores en el estadio “Maracaná” para coronar su excelso rendimiento en el certamen continental, en el que fue el máximo anotador. Cano le puso el broche de oro a una gran jugada colectiva con un remate rasante luego de escaparse de la marca del lateral peruano Luis Advíncula a los 36 minutos de la etapa inicial para encaminar a su equipo a la conquista de América, que finalmente fue con un triunfo por 2 a 1 en el alargue.

El futbolista, de 35 años, fue el goleador del certamen continental con 13 tantos convertidos, mientras que en el año acumula 37 en una nueva temporada formidable tras tener un excelente rendimiento en 2022, año en el que fue el jugador argentino que más celebró en todo el mundo. Cano, quien ya había brillado ante River en la fase de grupos al anotar un hat-trick en la aplastante victoria de su equipo por 5 a 1 sobre el de Núñez, surgió de las divisiones inferiores de Lanús pero tuvo un breve recorrido en el fútbol local con las camisetas del “granate”, Chacarita y Colón.

Mientras que después pasó por Deportivo Pereira y DIM de Colombia, Nacional de Paraguay y Pachuca y León de México. Sin embargo, su explosión llegó a partir de su arribo a Brasil: allí, el atacante suma 123 goles desde 2020, 43 en Vasco Da Gama y 81 en Fluminense, lo que llevó el promedio de su carrera a casi un tanto cada dos encuentros dado que 291 anotaciones en 585 partidos disputados. Ayer y en el “Maracaná”, Cano recibió su merecido premio. Tuvo una chance, no falló y alzó la Copa Libertadores de América por primera vez en la historia de Fluminense. Precisamente, el cuadro de Brasil disputó contra Boca su segunda final de Libertadores.

EL HINCHA, PRESENTE | LOS “XENEIZES” COPARON RÍO DE JANEIRO.

La anterior no dejó un buen recuerdo para el equipo carioca, ya que había perdido frente a la Liga de Quito de Edgardo Bauza en 2008 en tanda de penales. Aquella fue apenas su tercera aparición el certamen, donde ganó su zona por encima de Liga de Quito, Arsenal y Libertad. En octavos superó a Atlético Nacional, en cuartos a San Pablo y en semifinales al equipo “xeneize”. Se reencontró en la final con el equipo ecuatoriano, donde fue derrotado.

Almirón: “Estuvimos a la altura”

TRISTEZA TOTAL | EL “XENEIZE” NO PUDO LOGRAR SU SÉPTIMA COPA.

El entrenador de Boca, Jorge Almirón, aseguró que su equipo “estuvo a la altura” y “mostró su identidad” pese a la derrota ante Fluminense en la final de la Copa Libertadores, mientras que afirmó que “no se ve nada positivo” por el dolor de la caída. “En el segundo tiempo creo que el equipo fue otro, mostramos la identidad que habíamos tenido para llegar a la final. En el primero, más allá de todo, fuimos ordenados aunque no tuvimos la iniciativa, no había pasado mucho más. El equipo estuvo a la altura, pero estoy muy triste por el resultado”, expresó Almirón en conferencia de prensa. Y añadió: “La idea era lo que se vio, el primer tiempo no fuimos nosotros.

Ellos juegan bien, no cambiaron su manera por la final. En el segundo tiempo nos soltamos, el equipo lo intentó hasta la última jugada pero no se pudo. En muchos momentos estuvimos mejor que el rival”. Consultado por la continuidad de su ciclo, indicó: “Ahora no puedo responder sobre el futuro, estamos saliendo del partido y no hay mucho para pensar. Es mucho dolor, veremos cómo sigue todo. Hay que levantarse siempre porque es un club muy grande, pero estamos tristes porque había mucha ilusión. Se derrumbó un sueño”. “Si cuando asumí hubiesen dicho que Boca iba a ser finalista, nadie lo hubiera creído. Hoy no se ve nada positivo porque perdimos”, cerró.

Mensaje de Romero

El arquero de Boca Sergio “Chiquito” Romero se lamentó por la derrota ante Fluminense por 2 a 1, que dejó sin Libertadores a su equipo y afirmó que ahora “hay que levantarse y seguir”. “Es una sensación difícil de explicar, si bien hicimos un buen partido y sobre el final no supimos aprovechar el hombre de más, y vino el gol de ellos. Después cuando estas en desventaja se hace todo muy difícil”, manifestó el exarquero de la selección. Aun así, Romero rescató el gran labor del plantel comandado por Jorge Almirón: “Rescato todo lo que hizo este equipo en la Copa porque fue muy bueno, teníamos la ilusión hasta último momento”.

Por último, el arquero dejó un mensaje para todos los hinchas que asistieron al “Maracaná”: “Quiero agradecer a la gente que nos acompañó. Duele mucho nos darles una alegría. Tenemos que levantarnos y seguir”, cerró. Mientras que el delantero Darío Benedetto expresó que a pesar de hacer un gran desgaste, no alcanzó para vencer a Fluminense: “La verdad que es muy difícil hablar en estos momentos, el grupo hizo un desgaste muy grande en toda la Copa, soñábamos con esto y nos vamos muy tristes”. Además, el exatacante de Olympique de Marsella se lamentó y agradeció el esfuerzo de sus compañeros: “Sabíamos que era un sueño para nosotros y no lo pudimos concretar de nuevo, pero le agradezco a mis compañeros todo lo que hicieron para disputar esta Copa”. Por último, Bedenetto destacó a su rival y remarcó las disculpas a los hinchas de Boca: “El ganador es Fluminense, no hay otra”.