¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

22°
24 de Febrero,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

La entrevista viral de un joven que vive de planes sociales y no quiere trabajar

En el reportaje se definió como un "vago", pero aseguró que no tendría problema en salir a buscar trabajo cuando lo necesite

Sabado, 02 de diciembre de 2023 15:38

Relajado, sin pruritos ni vergüenza alguna. Así se prestó un joven vecino de la localidad bonaerense de Virrey del Pino a dialogar este viernes con TN, cuando las intensas lluvias desatadas en el AMBA llevaron al periodismo a cubrir los destrozos causados en el barrio Cruz del Sur. En ese contexto apareció Rubén, quien comenzó dando su testimonio sobre las inundaciones que sufre el lugar, pero terminó volviéndose viral por desviarse del tema y contar cómo vive: cobra planes sociales y no quiere trabajar.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Relajado, sin pruritos ni vergüenza alguna. Así se prestó un joven vecino de la localidad bonaerense de Virrey del Pino a dialogar este viernes con TN, cuando las intensas lluvias desatadas en el AMBA llevaron al periodismo a cubrir los destrozos causados en el barrio Cruz del Sur. En ese contexto apareció Rubén, quien comenzó dando su testimonio sobre las inundaciones que sufre el lugar, pero terminó volviéndose viral por desviarse del tema y contar cómo vive: cobra planes sociales y no quiere trabajar.

El joven tiene 21 años y vive con sus dos hijas, su pareja y su hermano. Nunca prestó servicios ni fue empleado. Tampoco estudia ni planea hacerlo. Lo dice con firmeza y sin ningún tapujo. Es que, según relató con seguridad frente a la cámara del canal de noticias, este es el estilo de vida que eligió y no le molesta compartirlo abiertamente.

La historia de vida del hombre se dio a conocer por casualidad cuando era entrevistado por las consecuencias que traen las tormentas y los fuertes vientos en la mencionada zona del partido de La Matanza. Fue al hablar sobre las dificultades para transitar por las calles -a causa del barro y los charcos- que la periodista le hizo dos preguntas para entender cómo afectan estas complicaciones a la vida cotidiana de cualquier vecino.

“-¿Trabajás? -No”, fue la primera consulta deslizada. Continuó con la otra opción: “-¿Estudiás? -No”. Sorprendida ante ambas negativas, la cronista hizo un último intento: “¿Y qué hacés?”, le dijo contemplando que quizás había alguna otra actividad que ella no estaba teniendo en cuenta. “Nada”, contestó Rubén con normalidad.

El inesperado ping-pong de preguntas y respuestas desató un breve cuestionario hacia el joven a fin de entender cómo era su estilo de vida. En este sentido, le preguntaron si tenía expectativas de trabajar, dado que quizás se encontraba en la búsqueda activa de empleo y aún no conseguía. Pero su respuesta fue un rotundo “no”. También aseguró que ninguna persona lo mantenía.

“Vivo de pensiones, del gobierno”, aclaró finalmente cuando le consultaron de dónde provenía su ingreso de dinero para vivir y mantener a su familia. Con el posible recorte de los planes sociales a partir del nuevo gobierno de Javier Milei, se atajó y aclaró: “No me molesta si las sacan. El día de mañana que me toque laburar no tengo problema”, señaló.

No es el único en su hogar que elige esta forma de vida. De los integrantes mayores de edad, ninguno tiene trabajo: “Yo vivo con mi señora, mis dos hijas y mi hermano. Mi señora cobra la asignación y mi hermano hace changuitas. Y vivimos bien. Si me las quitan (las pensiones) puedo trabajar igual. Ahora no voy porque todavía no lo necesito”, dijo Rubén en diálogo con TN.

En la misma línea, contó que tampoco asiste a la universidad y que no tiene planeado, por el momento, formarse a nivel profesional. Sin embargo, dijo que se propuso terminar sus estudios secundarios, los cuales abandonó en segundo año.

“Voy a terminar el secundario. Me falta poco sí, pero la vagancia a veces gana”, admitió mientras la periodista lo incentivaba a hacer el esfuerzo final y terminar las materias de los años que le quedan pendientes. La obtención del título secundario le abre la puerta a diferentes trabajos en los que puede comenzar a incursionar en el mundo laboral.

En el reportaje, Rubén concluyó definiéndose como un vago y ratificó: “Hace 21 años que estoy de vago y no me da vergüenza. Me enseñaron que vergüenza es robar y no traer nada para la casa. Y yo no le robo nada a nadie”.

Temas de la nota