¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

21°
26 de Febrero,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Esperando una dulce Navidad con el Papá Noel de los niños

Gracias al gesto noble que tiene cinco años de permanencia, Jorge Miranda sorprende en el barrio Bicentenario.
Lunes, 04 de diciembre de 2023 01:03

PAPÁ NOEL SOLIDARIO | JORGE MIRANDA RODEADO DE LOS NIÑOS EN EL BARRIO BICENTENARIO.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

PAPÁ NOEL SOLIDARIO | JORGE MIRANDA RODEADO DE LOS NIÑOS EN EL BARRIO BICENTENARIO.

Tener ilusión para un niño, significa todo lo que en esencia lo conmueve y lo hace percibir al mundo con una mirada de asombro. Como muchos personajes que forman parte de cuentos eternos o relatos transformados en leyendas, los pequeños siempre anhelan contemplar a aquellas figuras que los han inmortalizado. Y uno de ellos es Papá Noel que cada año -desde hace cinco- aparece de manera mágica en Alto Comedero. Gracias a una iniciativa del joven Jorge Miranda, conocido por todos como "Jorgito"; la idea de convertirse en este personaje cobró más fuerza y en la Nochebuena del año 2018, se animó a la acción. Entonces en aquella dulce Navidad, la alegría fue de los niños que residen alrededor de la avenida La Quiaca del barrio Bicentenario.

REPARTIENDO OBSEQUIOS | LA ACCIÓN SE REFLEJA EN LAS CALLES DEL BARRIO.

JUNTO AL ÁRBOL DE NAVIDAD

La emoción fue el sentimiento que más se desbordó en "Jorgito", quien decidió hacer esta obra de bien, regalando obsequios que fueron recibidos con cariño. "Estudiaba en el Secundario 42, ahí surgió la idea. Inicié haciendo un video donde solicitaba a la gente caramelos, juguetes o peluches en buen estado y se prendieron", expresó Jorge Miranda, que desde el primer momento contó con el apoyo de sus padres. Su papá respaldó la idea, mientras que su mamá lo ayudó con el traje desde la costura. Y el video con el pedido se fue replicando en grupos de Whatsapp y redes sociales para dar rienda suelta a este sueño solidario que tenía -y tiene- por único fin regalar sonrisas en una época que siempre es inolvidable.

"Cuando salí por primera vez, fue un impacto grande para mí. Entendí que no todos tenemos la posibilidad de tener una mesa con la cena. Y se armó todo un movimiento solidario", comentó.

CON GRATITUD | UNA MAMÁ COMPARTE CON SU NIÑO EN UNA NOCHE ESPECIAL

Lejos de sentir timidez, a este joven que tenía perfil bajo pero incursionaba en el teatro, no le costó la transformación en el personaje que este año además, visitará a los niños de las 27 Viviendas del barrio Luca Arias.

Con las expectativas altamente superadas, el artista considera todo un logro haber trascendido con su idea, por la que espera que haya cien papás Noeles como él en Nochebuena. Este año, con su tradicional campanita volverá a marcar la senda para contagiarse de emociones junto a los niños que ya esperan su llegada. Es que se trata de una acción que fomenta la ilusión y calma el anhelo por seguir creyendo -de alguna manera- en el protagonista de tantos relatos.

"Es lindo soñar y a los nenes les gusta. Cuando era chico yo vivía en Cerro Las Rosas y veía también a los Reyes Magos que visitaban los hospitales. Y pensé; ¿Por qué no lo puedo hacer yo?", dijo. Y cuando se decidió a hacer feliz a los chiquititos, no hubo nada que lo detuviera y se inició en la empresa de hacer lo que le nació. "Veinte días antes de la fecha, convoco la ayuda para poder armar las bolsitas con los juguetes y caramelos. El 24 a la medianoche ocurre lo mejor y el 25, voy a los merenderos, aunque si tuviera la oportunidad, lo haría en todos los barrios", explicó Miranda que ya se encuentra ansioso porque se acerca la Navidad donde es acompañado por duendes muy especiales.

Es que su mamá y su primo también se suman a la cruzada y se visten de duendes que, al mismo tiempo, incentivan este proyecto que sigue creciendo con cada año que llega.

"Los chicos lo viven con entusiasmo y me dicen que les gusta ver a Papá Noel. Siempre me dan un dibujo como respuesta a la entrega de los regalitos. Para mí significa decirles que no pierdan la esperanza y que los sueños se pueden llegar a cumplir. Siento que ellos captan la energía", comentó "Jorgito" que aprendió a ser solidario desde que era un niño -justamente- en Cerro Las Rosas.

"Yo veía las donaciones y cuando uno se va haciendo más grande tiene que devolverlo de alguna manera. Esto me enseña a pensar en el otro, ya cinco años de esta actividad que da alegría y se manifestó gracias a ciertas circunstancias", destacó quien ya se encuentra en campaña, recepcionando juguetes en buen estado -o para acondicionarlos- con caramelos que se repartirán en la fecha especial. Para quien quiera sumarse a esta acción, los puntos de recepción se sitúan en avenida La Quiaca 434 del barrio Bicentenario; o bien en Salta 660 y en Bustamante 210.