¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

26°
2 de Marzo,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

¿Qué significa que una persona hable mientras duerme?

Esta es una alteración del sueño que generalmente no está relacionada con problemas severos.

Martes, 05 de diciembre de 2023 10:14

Es muy factible que una persona conozca a otra que habla mientras duerme, pues sucede con cierta frecuencia. Hay ocasiones en las que se entiende el mensaje y otras en las que no y si bien es posible que parezca un fenómeno extraño, lo cierto es que se trata de una alteración del sueño que normalmente no se vincula con problemas severos o complejos.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Es muy factible que una persona conozca a otra que habla mientras duerme, pues sucede con cierta frecuencia. Hay ocasiones en las que se entiende el mensaje y otras en las que no y si bien es posible que parezca un fenómeno extraño, lo cierto es que se trata de una alteración del sueño que normalmente no se vincula con problemas severos o complejos.

A esta afección se le conoce como somniloquia y, de acuerdo con la Clínica Universidad de Navarra, hablar durante el sueño puede manifestarse de distintas maneras. Desde el murmullo incoherente hasta conversaciones enteras, monólogos o incluso diálogos, aunque estos últimos son menos comunes.

De igual forma, el contenido de lo que se dice puede variar ampliamente, desde palabras sin sentido hasta discursos detallados y fluidos. A pesar de que en ocasiones se pueden escuchar frases o palabras claras, estas no necesariamente están relacionadas con las experiencias o pensamientos de quien duerme.

Los especialistas aseguran que si bien se considera un fenómeno del sueño normal y bastante común en la población general, cuando se presenta de manera frecuente o acompañado de otros trastornos del sueño, puede ser indicativo de un problema de salud subyacente y es en ese momento que se debe prestar atención. Por ejemplo, puede estar relacionado con sonambulismo, los terrores nocturnos, las pesadillas, la apnea del sueño y el síndrome de las piernas inquietas, entre otros.

¿Por qué se presenta?

El portal Psicología y Mente indica que si bien no se sabe con exactitud que es lo que hace que las personas hablen durante el sueño, y puede aparecer durante cualquier fase de este, es posible que esta afección se relacione con un desajuste en la activación de las áreas cerebrales que se producen durante las diferentes fases del sueño, especialmente en las fases 3 y 4 de sueño REM, el cual representa el 25 % del ciclo y ocurre por primera vez entre 70 y 90 minutos después de dormirse. Dado que los ciclos cuando una persona duerme se repiten, los individuos entran en el sueño REM varias veces durante la noche.

Por ejemplo, durante el sueño REM disminuye en gran medida el tono muscular a la par que se eleva la actividad fisiológica, pero en las personas con somniloquia las áreas cerebrales que controlan la actividad muscular bucofacial permanecen activas y permiten que el individuo hable en sueños. Algo semejante ocurre durante el sueño profundo: el tono muscular se eleva y se reduce la actividad simpática.

Los efectos

Los especialistas aseguran que por sí misma, la somniloquia no resulta perjudicial para la salud, pero sí puede generar alteraciones a nivel social en aquellas personas que duermen acompañadas. Por ejemplo, puede provocar que la pareja o acompañante no pueda dormir correctamente o aparecer palabras, nombres o comentarios que es posible que sean malinterpretados. También en ocasiones se genera miedo o preocupación en el entorno.

Es importante tener claro que no se trata de una patología, y por ello no suele suponer ningún problema real para quien lo padece, por lo que normalmente no se requiere de ningún tipo de tratamiento. Sin embargo, si es persistente, la recomendación es acudir a trabajar en procesos de relajación e higiene de sueño, así como crear hábitos que permitan un descanso eficiente. Una buena preparación del ambiente antes de dormir suele ser de utilidad, así como evitar el consumo de estimulantes durante las horas previas a acostarse.

También hay que tener en cuenta que en ocasiones la somniloquia se deriva de la existencia de problemas afectivos o ansiosos, en cuyo caso deberían trabajarse específicamente los inconvenientes que los originan.

Temas de la nota

Temas de la nota