¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

24°
2 de Marzo,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Colesterol alto: este es el síntoma común que inicia en la espalda

Aunque este problema solo se puede detectar mediante una prueba de sangre, es importante prestarle atención al cuerpo ante algunas señales.

Martes, 05 de diciembre de 2023 17:18

Son muchas las enfermedades y afecciones que suelen afectar la salud del organismo y, para ello, es importante tener una alimentación saludable y equilibrada, actividad física o la práctica de algún deporte, la ingesta moderada de bebidas alcohólicas, el no cigarrillo y otros hábitos que no perjudiquen el buen funcionamiento de los órganos.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Son muchas las enfermedades y afecciones que suelen afectar la salud del organismo y, para ello, es importante tener una alimentación saludable y equilibrada, actividad física o la práctica de algún deporte, la ingesta moderada de bebidas alcohólicas, el no cigarrillo y otros hábitos que no perjudiquen el buen funcionamiento de los órganos.

Uno de ellos son los niveles elevados de colesterol, sustancia cerosa presente en la sangre, la cual es necesaria para que el cuerpo forme células sanas, ácidos biliares y la digestión de las grasas pero tener altos sus niveles puede “aumentar el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca”, advirtió Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

“El hígado se encarga de segregar la mayor parte del colesterol, aunque también se absorbe mediante el consumo de algunos alimentos que lo contienen. El problema es que, aunque varios órganos lo necesitan, su acumulación excesiva en los vasos sanguíneos genera daños irreparables y, de hecho, podría convertirse en un problema grave”, precisó el sitio web Mejor con Salud.

Cuando estos depósitos grasos se forman en los vasos sanguíneos, hace más difícil que fluya suficiente sangre a través de las arterias. Incluso, en ocasiones, esos depósitos pueden romperse de repente y formar coágulos lo que puede llegar a provocar un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.

Por su parte, el colesterol en la sangre se transporta en lipoproteínas:

  • Lipoproteína de baja densidad (LDL), a veces llamada colesterol “malo”.
  • Lipoproteína de alta densidad (HDL), a veces llamada colesterol “bueno”.

Asimismo, estas lipoproteínas tienen unos valores referenciales que permiten hacer una evaluación sobre el estado de salud de la persona:

  • Colesterol total: por debajo de 200 miligramos por decilitro. Se establece como alto por encima de los 240.

  • Colesterol HDL: se considera correcto los 35 miligramos por decilitro en hombres y los 40 miligramos por decilitro en mujeres.
  • Colesterol LDL: el valor normal es inferior a 100 miligramos por decilitro. Sin embargo, el valor deseable podría ser inferior en algunos casos.

Señales de alerta ante niveles altos de colesterol

Aunque esta enfermedad no provoca ningún tipo de síntoma, es importante conocer algunas señales que podrían ser determinantes para su detección:

  • Inflamación y sensación de adormecimiento en las extremidades.
  • Protuberancias rojas o amarillas que pueden aparecer en la cara, el cuello, el abdomen, las rodillas o la espalda.

  • Mal aliento o halitosis (sequedad y olores desagradables en la boca).
  • Pesadez e indigestión.
  • Mareos, pérdida del equilibrio y fuertes cefaleas tensionales.
  • Abultamiento amarillo en los ojos, irritación y visión borrosa.
  • Estreñimiento.
  • Dolor en el pecho.
  • Manchas rojizas, inflamación y una incómoda sensación de picor.
  • Piedras en la vesícula biliar.
  • Disfunción eréctil.

Temas de la nota

Temas de la nota