¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

16°
17 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Marcelo Corazza pidió la prescripción de su causa por corrupción de menores

Se filtró cuál será la estrategia judicial del productor de Gran Hermano. 

Lunes, 24 de abril de 2023 17:20

Marcelo Corazza quiere equiparar su situación judicial con la de Jey Mammon. Es decir, busca que el delito por el cual fue procesado hace algunas semanas quede archivado por prescripción, impune por el paso del tiempo. Vale recordar que el productor de televisión está acusado de haber corrompido a un menor de 11 años en 2001. Por otro lado, tiene dictada una falta de mérito como parte de una asociación ilícita dedicada a la explotación de menores. El fiscal Patricio Lugones ya se opuso y ahora deberá resolver el juez Javier Sánchez Sarmiento.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Marcelo Corazza quiere equiparar su situación judicial con la de Jey Mammon. Es decir, busca que el delito por el cual fue procesado hace algunas semanas quede archivado por prescripción, impune por el paso del tiempo. Vale recordar que el productor de televisión está acusado de haber corrompido a un menor de 11 años en 2001. Por otro lado, tiene dictada una falta de mérito como parte de una asociación ilícita dedicada a la explotación de menores. El fiscal Patricio Lugones ya se opuso y ahora deberá resolver el juez Javier Sánchez Sarmiento.

Corazza está en libertad. Así lo dispuso el juez Sánchez Sarmiento hace algunas semanas. Para el magistrado, no existen pruebas contundentes aún que indiquen que el productor televisivo formaba parte de la asociación ilícita que explotaba menores y tiene a otros tres sospechosos presos en el penal de Ezeiza. Para el fiscal Lugones si, por eso apeló a la Cámara que deberá decidir en algunos días.

El hecho puntual por el que sí se lo imputa y procesa a Corazza sucedió efectivamente en el año 2001. La víctima, que por ese entonces tenía no más de 12 años, contó que el ex ganador de GH lo subió a su vehículo, lo llevó a Costanera Sur y se exhibió obscenamente frente a él. No fue sólo la víctima quien señaló a Corazza, también hubo otro joven de la misma edad, que presenció la previa al hecho.

Por otro parte, el menor que fue víctima especificó el auto que utilizaba Corazza ese día: “Un Citroën azul”, dijo. Efectivamente, la Justicia realizó la consulta en el registro automotor y el productor televisivo en ese año tenía un auto de esa marca a su nombre.

Este es el delito que, ahora, la defensa de Corazza busca que sea declarado prescripto. El escrito fue presentado hace ya algunos días, pero trasciende hoy con esta nota.

“La acción penal respecto del hecho reprochado se encuentra manifiesta y evidentemente extinguida por prescripción. La persecución penal del hecho reprochado se encuentra vedada por los límites de la prescripción, que imposibilita el ejercicio de la acción penal”, aseguraron los abogados de Corazza, que pertenece al estudio Morello, Posleman y Semín.

La respuesta del fiscal Lugones a esta solicitud fue contundente. Básicamente, entiende que el delito no está prescripto, ya que fue parte de una conjunción de hechos que siguieron hasta las detenciones y se enmarcan en la asociación ilícita que explotaba menores. Para Lugones, Corazza, a diferencia de lo que creyó el juez, es parte de ese engranaje perverso.

“Las conductas que son objeto de investigación dan cuenta de una continuidad temporal de las mismas hasta la actualidad”, dice el fiscal.

Luego el fiscal Lugones es más taxativo aún. Para él, Marcelo Corazza formaba parte de la asociación ilícita y por eso el delito, continuado en el tiempo, no puede prescribir. Lo de Costanera Sur fue, a su entendimiento, un hecho más de muchos que habría cometido.

Lo explica así: “Se puede sostener que la conducta desplegada por Corazza encuentra una continuidad en el tiempo desde el inicio de los actos ilícitos de los que se tiene conocimiento hasta el día de la fecha, lo que, en modo alguno, engloba todas las conductas acreditadas. Asimismo, el plexo probatorio con el que se cuenta hasta el momento, vincula a Corazza en situaciones vinculadas al quehacer de la organización, lo cual da cuenta de que su participación no fue algo aislado”.

El escrito fiscal de 9 páginas, al que accedió Infobae, cierra así “La circunstancia de que tanto Corazza, como sus consortes de causa, sean parte de una estructura criminal conformada alrededor del año 1999, no permite establecer de momento, las verdaderas dimensiones del accionar ilícito de los imputados en esta organización, lo cual podrá esclarecerse con el devenir de la investigación en base a las medidas dispuestas o que se pudieren ordenar”.

Ahora, es el juez Sánchez Sarmiento el que tiene que decidir si, efectivamente, considera que el delito de corrupción de menores, el único por el que se lo procesó a Corazza, está prescripto o no.

Mientras tanto, la Cámara tiene en su poder el expediente y deberá decidir si Corazza se mantiene en libertad o vuelve a prisión. Quizás esta semana se conozca la respuesta.

 

FUENTE: INFOBAE