¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

19°
17 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Entre el ayer y el hoy: un comentario con más de 200 años de historia

Jueves, 25 de mayo de 2023 01:04

“... ‘El 25 de mayo’ /Clamó de súbito: ‘¡Guerra!’ / ¡Hijos del llano y la sierra, Pueblo argentino! ¿qué haremos? / ¿Menos valientes seremos / Que los que libres se aclaman? ¡De Buenos Aires nos llaman, / A Buenos Aires volemos!”.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

“... ‘El 25 de mayo’ /Clamó de súbito: ‘¡Guerra!’ / ¡Hijos del llano y la sierra, Pueblo argentino! ¿qué haremos? / ¿Menos valientes seremos / Que los que libres se aclaman? ¡De Buenos Aires nos llaman, / A Buenos Aires volemos!”.

Esta proclama, sino no fuese por el sesgo que toma, diríamos que es una convocatoria para el próximo jueves “Veinticinco de Mayo”. ¡No!, aquí se habla de “¡Guerra!” y de “esclavitud”. Esta convocatoria se pergeñó en una Obra Poética de sintonía nacional a fines del siglo XIX. Su autor un notable Poeta, Rafael Obligado, quien en 1893 publica “Leyendas Argentinas” y nombra a “SANTO VEGA... Aquél de la larga fama. / Murió cantando su amor / Como el pájaro en la rama”. Y justamente por boca de este payador lo hace decir: “Hoy mi guitarra, en los llanos, / Cuerda por cuerda, así vibre: ¡Hasta el chimango es más libre / En nuestra tierra paisanos! / Mujeres, niños, ancianos, / El rancho aquél que primero / Llenó con un ¡te quiero! / La dulce prenda querida, / ¡Todo!... íel amor y la vida, / Todo es de un rey extranjero!”.

¿Y qué tiene de particular esta Obra del pasado, que habla de un “ayer de más de 200 años” y con un “hoy, que toca el tercer milenio de una historia global? Nos contestamos: se llama al mismo lugar, ya histórico, desde el 25 de mayo de 1810 y se convoca al “pueblo”, para hacerle la misma pregunta: ¿qué haremos? Y si tomamos el fin del Santo Vega, veremos que Rafael Obligado, habla de “La muerte del payador” y dramatiza un encuentro; y su Hijo y su prologuista, Carlos Obligado, escribió: “...Y he aquí la payada entre el gaucho arquetipo Santo Vega y aquel alucinante “Juan Sin Ropa” que ajeno a esta tierra, pero que ha llegado, en su hora inevitable, a transformarla, porque es sabedor, de otros mundos y es capaz de otros prodigios. Con su simbolismo transparente y con su vencedor necesario, he aquí la payada tumultuosa y rápida, que a lo mejor resulta inmortal”.

La llegada de este personaje “Juan Sin Ropa”, símbolo de la migración europea del siglo 19, y que al marcar en versos dice: “...Una edad se desmorona, / Al conjuro, en la ancha zona / Derramábase la Europa, / Que sin duda Juan Sin Ropa / Era la ciencia en persona”. Por esto, en la última décima, el Poeta Obligado remata: “...Ni aun cenizas en el suelo / De Santo Vega quedaron, / Y los años dispersaron / Los testigos de aquel duelo. / Pero un viejo y noble abuelo, Así el cuento terminó: / “-Y si cantando murió / Aquel que vivió cantando, / Fue - decía suspirando- Porque el diablo lo venció”. Y desde una conjetura histórica, y como dicen “que el diablo es eterno”, ahora va el “pueblo” caminando a la “plaza convocante”, ¿qué hará “Juan Sin Ropa”, el vencedor del siglo XX?

Temas de la nota