¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

29°
22 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Calentamiento global: cuando las ciudades se vuelven letales

Martes, 06 de junio de 2023 00:57

En Argentina, las olas de calor matan seis veces más personas que las inundaciones. En 2013, 89 personas murieron en la peor inundación de la historia reciente en La Plata y 544 a causa de las olas de calor en la Ciudad de Buenos Aires. Desde entonces, los efectos del cambio climático se han ido agravado.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

En Argentina, las olas de calor matan seis veces más personas que las inundaciones. En 2013, 89 personas murieron en la peor inundación de la historia reciente en La Plata y 544 a causa de las olas de calor en la Ciudad de Buenos Aires. Desde entonces, los efectos del cambio climático se han ido agravado.

En las ciudades, los sectores que más contribuyen al cambio climático son el consumo de energía, transporte y residuos. El 99% de la población mundial respira aire contaminado (OMS, 2022), especialmente por el uso de combustibles fósiles, que en Argentina representan el 87,5% de la matriz energética nacional (Secretaría de Ambiente, 2019). Las energías renovables, apenas el 13,9% (2022).

Los desafíos y cuestiones ambientales urbanas necesitan ser abordados de manera coordinada entre municipios. Sin embargo, de los 33 grandes aglomerados urbanos argentinos, en apenas dos (Gran Mendoza y Gran Rosario) hay espacios institucionalizados de articulación metropolitana.

El calentamiento global está impulsado por los grandes centros urbanos. Los impactos en la salud y la economía por el cambio climático, la elevada huella de carbono y la falta de sostenibilidad ambiental son algunas de las relaciones causa-efecto que es necesario revertir. En las ciudades, los sectores que más contribuyen al cambio climático son el consumo de energía, el transporte, y los residuos.

De acuerdo a la Organización Mundial de las Salud (2022), el 99% de la población mundial respira aire contaminado, especialmente por el uso de combustibles fósiles, que en Argentina representan el 87,5% de la matriz energética nacional, según datos de la Secretaría de Ambiente (2019). Esta matriz energética genera un 53% de las emisiones nacionales de Gases de Efecto Invernadero que, además de acelerar el calentamiento global, reducen mucho la calidad del aire urbano. La Argentina se comprometió a aumentar la participación de las energías renovables, con el objetivo de que representen un 20% del consumo de energía eléctrica a nivel nacional para 2025. Sin embargo, a fines del 2022 las energías renovables alcanzaron apenas el 13,9% de la demanda de energía eléctrica.

A la lista de desafíos ambientales se le suma uno de naturaleza política: el de la coordinación interjurisdiccional. Una ola de calor o la contaminación ambiental no frenan en la Avenida General Paz ni en cualquier otro límite municipal. Por eso, es necesario abordar las cuestiones ambientales urbanas de manera coordinada entre municipios. La planificación del suelo y del hábitat, el transporte, la gestión de residuos urbanos y la gestión de cuencas hidrográficas deberían resolverse a nivel metropolitano. Sin embargo, de los 33 grandes aglomerados urbanos (GAUs) que existen en nuestro país, apenas dos (Gran Mendoza y Gran Rosario) cuentan con espacios institucionalizados de articulación metropolitana.

Acciones desde Cippec

El clima ha cambiado y lo seguirá haciendo. Para reducir los impactos que esto genera, además de concientizar a los ciudadanos, también es fundamental capacitar a los funcionarios técnicos, promover una normativa adecuada e impulsar un diseño urbano resiliente.

En alianza con la Red de Innovación Local, desde el programa de Ciudades de Cippec brindamos un taller a gobiernos municipales de todo el país, con el objetivo de sensibilizar sobre el tema y mejorar la resiliencia urbana frente al calor. En mayo pasado, funcionarios de 16 municipios (entre ellos San Salvador de Jujuy) participaron de la primera capacitación virtual. Bajo la consigna "¿Cómo adaptamos nuestras ciudades al calor extremo? Del desafío a la oportunidad", se enmarcó la problemática, se repasaron los principales impactos del calor extremo en el funcionamiento de nuestras ciudades y las repercusiones en la salud, economía local e infraestructura urbana. También se analizaron vías de financiamiento.

En esta primera semana de junio se realizará el segundo encuentro, enfocado en estrategias frente a las olas de calor, buenas prácticas y casos interesantes de la región, además de herramientas para mejorar el entorno urbano construido, entre otras tácticas.

Anteriormente, en marzo pasado organizamos el primer encuentro del "Ciclo de diálogos sobre resiliencia al calor urbano" en la Ciudad de Buenos Aires, del que participaron 9 municipios (Santa Fe, Godoy Cruz, Pinamar, Trenque Lauquen, Venado Tuerto, Caba, San Isidro, Tres de Febrero y San Miguel), Jóvenes por el Clima, Servicio Meteorológico Nacional, Instituto para el Ambiente y el Desarrollo-América Latina, el Gobierno de Santiago de Chile, la Sociedad Iberoamericana de Salud Ambiental y la Fundación Arsht-Rockefeller. Durante la jornada se discutieron e intercambiaron experiencias sobre las herramientas para hacer frente a esta problemática en las ciudades.

Con el objetivo de impulsar la adaptación climática al calor extremo en ciudades de Argentina, el Programa de Ciudades de Cippec está trabajando en un documento con recomendaciones.