¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

24°
23 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

“Espero la peor condena para él, que me quitó a mi hija”

María Adelina Acuña llegó desde Jujuy para presenciar el juicio en contra del imputado José Cortez Toranzo.

Jueves, 08 de junio de 2023 00:58

El juicio por el femicidio de la médica jujeña María Alejandra Accetti, ocurrido en el mes de julio del año pasado en Tolhuin en Tierra del Fuego, dio inicio ayer, contando con la presencia de la madre de la médica asesinada, quien viajó desde nuestra provincia para asistir al recinto.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El juicio por el femicidio de la médica jujeña María Alejandra Accetti, ocurrido en el mes de julio del año pasado en Tolhuin en Tierra del Fuego, dio inicio ayer, contando con la presencia de la madre de la médica asesinada, quien viajó desde nuestra provincia para asistir al recinto.

Por el caso, vale mencionar, se encuentra imputado José Cortez Toranzo por el cargo de "homicidio doblemente calificado por el vínculo y por ser cometido por un hombre contra una mujer mediando violencia de género".

María Adelina Acuña, madre de María Alejandra Accetti, llegó hasta Tierra del Fuego y ante los medios presentes, relató algunos hechos que compartía con su hija y detalles del presunto femicida. "Yo esperaba que mi hija me llamara ese domingo como hacía siempre que hablábamos hasta que nos quedábamos sin batería", dijo señalando que horas después desde el teléfono mismo de la víctima la llamó su pareja, el imputado Cortez Toranzo, "me dijo que le habían matado al amor de su vida", dijo indignada ante el cinismo del imputado que intentaba montar una coartada.

"Es un ángel de la muerte", dijo la mujer que espera "una doble condena que le den, espero la peor condena posible, me quitó a mi hija".

La mujer relató que Accetti había llegado a la provincia 5 años antes escapando ya desde su Jujuy natal por otra relación abusiva que había tenido allí con otro hombre casualmente "también de apellido Toranzo".

Accetti había estado en Neuquén y luego se radicó en Tolhuin para trabajar como profesional médica en el Centro Asistencial Tolhuin.

"Él le paseaba el perro a mi hija, así se conocieron y se ganó su confianza", contó.