¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

18°
24 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

La insólita idea de un científico para detener el calentamiento global

Un científico propuso una curios idea para detener el calentamiento global a base de pintura.

Lunes, 17 de julio de 2023 20:18

En 2021 un grupo de investigadores de la Universidad de Purdue reveló la pintura más blanca de la Tierra, que obtuvo récord Guinness, misma que buscaba postularse como una alternativa para los aires acondicionados, además de ayudar a combatir el calentamiento global.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

En 2021 un grupo de investigadores de la Universidad de Purdue reveló la pintura más blanca de la Tierra, que obtuvo récord Guinness, misma que buscaba postularse como una alternativa para los aires acondicionados, además de ayudar a combatir el calentamiento global.

Ahora Jeremy Munday, profesor de ingeniería eléctrica e informática en la Universidad de California, quien se dedica a investigar tecnología limpia, ha dado a conocer que si se usara un material como la pintura de Purdue, cubriendo entre el 1 y 2% de la superficie de la Tierra, sería tan eficiente que la cantidad de luz reflejada al espacio podría reducir lo suficiente la cantidad de calor absorbido por el planeta, lo cual permitiría estabilizar las temperaturas globales.

Munday también comentó a The New York Times que la cantidad de luz que se regresaría al espacio no dañaría significativamente el cosmos, pues sería el equivalente a "vaciar una taza de agua normal en el océano".

El uso de la pintura más blanca en la reducción del calor
Según el experto, si se cubriera la Tierra entre el 1 y 2%, una extensión de aproximadamente la mitad del tamaño del Sahara o el equivalente a entre cinco y 10 millones de kilómetros cuadrados, el planeta ya no absorbería más calor del que emite.

No obstante, Munday aclara que cubrir grandes extensiones del Sahara o de cualquier superficie contigua no debería suceder, debido a razones de practicidad, preocupaciones por la vida silvestre y posibles alteraciones climáticas causadas por una repentina disminución de temperatura en una región.

Por otro lado, expandir los puntos de enfriamiento a lo largo de todo el mundo podría tener beneficios locales y globales, como compensar el efecto de isla de calor urbano que ocurre cuando la mayoría de los edificios absorben y retienen más calor que las superficies naturales, bosques, agua y plantas.

De momento aún quedan varias preocupaciones sobre la mesa. Por ejemplo, para fabricar la pintura, se debe usar sulfato de bario, que al extraerse, aumenta su huella de carbono, aunque según el creador de la pintura, el Dr. Ruan, también lo hace el dióxido de titanio que se usa en la gran mayoría de pinturas comerciales.

Munday señala que este tipo de enfriamiento a gran escala sería como tener un bote salvavidas, pues sería una solución a corto plazo para mitigar problemas peores mientras se intenta tener todo bajo control.

Además, la geoingeniería, que se refiere a la manipulación de diferentes procesos para controlar el clima de la Tierra, ha sido criticada por distraer la atención al problema principal que es la quema de combustibles fósiles. Aunque se detuviera esta práctica de inmediato, seguirían ocurriendo desastres climáticos debido a la cantidad de gases de efecto invernadero que ya están atrapados en la atmósfera.