¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

31°
1 de Marzo,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Preocupa un eventual desabastecimiento de gasoil en la Argentina

Empresarios del sector advirtieron que antes de la finalización del mes es probable que se profundice la escasez.

Sabado, 23 de septiembre de 2023 08:17

Comienza a agudizarse la escasez de combustibles. Según empresarios del sector, antes de la finalización del mes es probable que se produzca desabastecimiento, con lo cual se afectará el normal desarrollo de actividades en el país, principalmente las económicas y las que ellas generan por cuestiones de logística. En el sector agropecuario advirtieron que “hay faltante” de combustibles en los surtidores.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Comienza a agudizarse la escasez de combustibles. Según empresarios del sector, antes de la finalización del mes es probable que se produzca desabastecimiento, con lo cual se afectará el normal desarrollo de actividades en el país, principalmente las económicas y las que ellas generan por cuestiones de logística. En el sector agropecuario advirtieron que “hay faltante” de combustibles en los surtidores.

“Antes era el tema de la cuota para el gasoil, pero ahora también se aplican cuotas para las naftas. Ocurre que hasta el mes pasado medianamente esa cuota alcanzaba. Ahora ajustaron un poco más la entrega. Si tenemos que sintetizar el presente en las estaciones podemos decir que la situación está complicada”, explicó a LA NACION el titular de la Federación Argentina Expendedores de Naftas del Interior (Faeni), el santafecino Alberto Boz. Fuentes de YPF hablaron, en cambio, de un escenario normal.

“En la medida que el precio siga ‘pisado’ a las petroleras se les dificulta traer lo que necesariamente debemos importar”, dijo. “Cada vez nos estamos quedando con menos stocks. Además, están los problemas de logística todo lo cual hace que quebremos esos stocks”, referenció. Boz recordó que actualmente el mercado argentino importa entre el 22% y el 25% de gasoil y el 18% de las naftas que consume se consume. “En el caso de las naftas están trayendo (importando) pero lo justo y necesario, salvo YPF que trae cantidades que pagamos todos los argentinos”, explicó.

Por su parte, Daniel Giribone, miembro de la Cámara de Estaciones de Servicio, Garages y Afines de Rosario (Cesgar), aportó que “en algunos casos el producto se terminó hoy (por este viernes) y recién en un día y medio (los estacioneros) volverán a tener combustible”.

Al igual que Boz, el empresario rosarino mencionó que “todas las petroleras pusieron cupos en las entregas de combustible a las estaciones de servicio”.

“Cuando se termina el cupo, falta el combustible. Habrá que recorrer la ciudad para encontrar estaciones con combustibles”, opinó Giribone.

Al ser consultado sobre cómo estima podría evolucionar este cuadro de situación, el vocero de Cesgar explicó: “El motivo es que los precios están controlados. Si los precios se sinceran, el producto aparece. Ahora faltan todos. Siempre escaseaba el gasoil, que lo usa el campo para la producción, pero ahora no hay uso intensivo. El faltante está repartido”, señaló.

Además, la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) precisó que “durante agosto se reportaron diferentes tipos de dificultades para el normal abastecimiento de combustible: desde cupos para la carga y demoras, hasta falta de acceso a gasoil tipo 2 o limitaciones en el medio de pago aceptado”.

“El aumento del costo de combustible a granel muy por encima del incremento registrado en surtidor, produjo un desvío natural en el método de carga del autotransporte. Es por ello que ya durante agosto se reportaron diferentes tipos de dificultades para el normal abastecimiento de combustible: desde cupos para la carga y demoras, hasta falta de acceso a gasoil tipo 2 (el que mayoritariamente utiliza el sector) o limitaciones en el medio de pago aceptado”, precisaron.

Temores

En tanto, Surtidores.com, el sitio especializado del sector, admitió este viernes que “los estacioneros temen que se profundicen los faltantes” porque “algunas petroleras comenzaron a limitar las cargas de gasoil en sus terminales de despacho”. Esto ocurre a pocos semanas de que se inicie la siembra de soja y mientras se hace la de maíz.

Fuentes de la petrolera YPF destacaron que el abastecimiento es normal. Sin embargo, desde la Primera Asociación Empresarios Transporte Automotor de Carga (Paetac) contaron a LA NACION que ayer enviaron a una carta la Secretaría de Energía de la Nación, cartera que conduce Flavia Royón, para expresar su preocupación por la falta de respuesta a una nota presentada el 28 de agosto pasado. En aquel documento explicaron que ya se registraba en distintas zonas del país faltante del insumo.

“Reafirmamos que la situación no se encuentra regularizada desde que pusimos en vuestro conocimiento el faltante de gasoil que se registra en numerosos puntos del país. De hecho nunca lo estuvo y lamentablemente se ha agravado en las últimas semanas. Lo que hace insostenible continuar operando en estas circunstancias”, indicaron.

Por eso, pidieron que se atienda la gravedad del tema y “la justificada preocupación que genera a las empresas transportistas del sector”.

“Reiteramos el pedido de que se adopten las medidas necesarias para evitar una paralización del transporte de cargas en la Argentina”, mencionaron.

Según habían mencionado, la semana pasada aumentaron considerablemente los valores de los combustibles. “En mayor proporción se registraron subas en el canal de venta mayorista (granel), quedando muy por encima de los valores ofrecidos en las estaciones de servicio. Incluso en los últimos días proveedores han rechazado pedidos realizados por empresas de transporte en el canal mayorista”, aclararon.

Martín Borbea Antelo, presidente de Paetac, explicó que cada vez que se “congelan” los precios en los surtidores (estaciones de servicio) aumentan muchos los precios en el canal mayorista. Por lo que esto se convierte en una brecha que hoy llega al 35%. “Esto hace que muchos más camiones se vuelque a cargar en las estaciones de servicio y de esta manera se consumen más rápido los cupos en las mismas. Como las refinadoras no refuerzan estos cupos empieza a falta combustible”, dijeron.