¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

21°
3 de Marzo,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Covid: la recomendación de los expertos para evitar un nuevo pico de casos

Hay preocupación por la falta de aplicación de los refuerzos

Martes, 26 de septiembre de 2023 08:59

Desde julio pasado los casos del nuevo coronavirus están en aumento. Por supuesto, las cifras nada tienen que ver con las de años anteriores, pero sí muestran la presencia de un virus respiratorio cuya circulación no es estacional y que aún mantiene una alta capacidad para infectar. En promedio, desde la semana 30 (a partir del 23 de julio), el número de casos fue de 1696, y se registraron nueve fallecimientos. Ahora, el número de infecciones se mantiene cerca de esa cifra. Por ejemplo, en la semana 37 (11 de septiembre) los casos fueron 1612, algo menor que el promedio, pero más alto que la semana 36, en al que se registraron 1400. Sin embargo, el coronavirus dejó de ser el virus respiratorio de mayor circulación, porque la positividad registrada fue del 3,47%, mientras que el mismo índice para la influenza fue del 7,14. Así, se invirtió la situación respecto de lo que sucedió en las últimas semanas del mes pasado.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Desde julio pasado los casos del nuevo coronavirus están en aumento. Por supuesto, las cifras nada tienen que ver con las de años anteriores, pero sí muestran la presencia de un virus respiratorio cuya circulación no es estacional y que aún mantiene una alta capacidad para infectar. En promedio, desde la semana 30 (a partir del 23 de julio), el número de casos fue de 1696, y se registraron nueve fallecimientos. Ahora, el número de infecciones se mantiene cerca de esa cifra. Por ejemplo, en la semana 37 (11 de septiembre) los casos fueron 1612, algo menor que el promedio, pero más alto que la semana 36, en al que se registraron 1400. Sin embargo, el coronavirus dejó de ser el virus respiratorio de mayor circulación, porque la positividad registrada fue del 3,47%, mientras que el mismo índice para la influenza fue del 7,14. Así, se invirtió la situación respecto de lo que sucedió en las últimas semanas del mes pasado.

Los especialistas resaltan la importancia de vacunarse para impedir que el número de contagios e internaciones escale, teniendo en cuenta que la protección de las últimas dosis comienza a descender. Según cifras oficiales, hay aproximadamente 36.000.000 de personas que en los últimos seis meses no recibieron una dosis de refuerzo, cuando los especialistas resaltan la importancia de aplicarse la vacuna bivalente que eleva el nivel de protección contra la variante ómicron.

“En ese contexto de una afectación mucho menor que en años previos, durante 2023 pueden diferenciarse hasta ahora tres momentos: desde SE [Semana Epidemiológica] 1 a la SE09 donde los casos presentaron una tendencia descendente (correspondiéndose con el descenso de una onda que había tenido su pico en la SE51/2022), y en la que el promedio de casos fue de 6700 semanales y el de fallecidos de 27; en segundo lugar, desde la SE10 hasta la SE29 de este año, caracterizada por un bajo número de casos registrados y fallecidos, con un promedio de 636 y 4 respectivamente, y el último tramo, desde la SE30, en que se verifica una tendencia en aumento del número de casos con un promedio de 1695 casos y nueve fallecidos”, señala el último Boletín Epidemiológico Nacional.

Un dato relevante es que en el período que va del 7 al 13 de agosto (semana 33), el coronavirus pasó a ser el virus respiratorio de mayor incidencia en el país, por encima de la influenza y el virus sincicial respiratorio (VSR). Sin embargo, esa tendencia ahora se revirtió y la gripe volvió a crecer sobre el Covid-19.,

Leda Guzzi, miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), dice a LA NACIÓN que, si bien es cierto que hubo una caída en los casos y en las internaciones de Covid-19, como también de influenza, es muy complejo sacar conclusiones sobre el panorama actual porque los únicos pacientes que se testean son aquellos que se internan. Y remarca la importancia de la vacunación para evitar que la situación empeore.

¿Dónde vacunarse?

En la Capital, los vacunatorios disponibles son el Centro Islámico (avenida Intendente Bullrich 55) y los hospitales públicos porteños. Para inocularse, habrá que reservar un turno a través de la web del gobierno de la ciudad. Mientras que en la provincia de Buenos Aires, se ofrece el suero en todos los centros de salud y hospitales que dependen de la gobernación sin necesidad de pedir un turno. En ambas jurisdicciones ofrecen la vacuna bivalente.

“Un refuerzo bivalente es aquel que tiene material genético (ARNm) de la proteína S de la cepa ancestral del virus y de las variantes ómicron BA.4/5. La protección generada por los refuerzos bivalentes contra el Covid-19, en comparación con los refuerzos con vacunas monovalentes, es mayor, pero no mucho mayor. Este tipo de refuerzo es el que toda la población debería haber recibido al menos una vez al día de la fecha, según las recomendaciones oficiales de las distintas autoridades sanitarias”, señala Ramiro Heredia, médico del Hospital de Clínicas.

El Ministerio de Salud de la Nación, describe Enrique Casanueva Martínez, asesor del Servicio de Infectología Pediátrica del Hospital Austral, actualmente recomienda que todas las personas cuenten con el esquema primario y, al menos, un refuerzo aplicado en los últimos seis meses, y continúen con la periodicidad de acuerdo con cada situación individual.

“Son personas consideradas de alto riesgo con posibilidad de contraer enfermedad grave las mayores de 50 años, aquellas con inmunocompromiso y las gestantes. Deben recibir dosis de refuerzo a los seis meses de la última dosis (independientemente del número de refuerzos) y continuar con esta periodicidad. Son personas de riesgo intermedio de enfermedad grave las menores de 50 años con comorbilidades no inmunosupresoras (enfermedades crónicas y obesidad) y el personal de salud y estratégico. Se recomienda para ellas hacer una dosis de refuerzo a los seis meses de la última dosis y continuar con un refuerzo anual. Por último, tienen bajo riesgo de enfermedad grave los menores de 50 años sin comorbilidades y requieren un refuerzo anual”, afirma Casanueva Martínez.

La población pediátrica, sostiene Eduardo López, jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, también debería aplicarse la vacuna bivalente, aprobada para los mayores de seis meses.

Elena Obieta, miembro de la SADI, agrega que en el consultorio encuentra personas de riesgo, que en todo 2022, se aplicó ninguna vacuna y este año, tampoco.

“Los que tienen factores de riesgo o son mayores de 50 años deberían haberse aplicado un refuerzo hace menos de seis meses. La bivalente que tenemos disponible sirve para aumentar la inmunidad aun frente a diversas variantes que puedan circular. Así que la gente tiene que ir a vacunarse”, resalta Obieta.

FUENTE: LA NACIÓN

Temas de la nota

Temas de la nota