¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

16°
20 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

EEUU: dejó a su beba abandonada por diez días y la niña murió de hambre

La mujer se declaró culpable de los cargos de asesinato con agravantes. 

Lunes, 26 de febrero de 2024 09:09

Kristel Candelario, una mujer que había sido acusada de dejar morir a su beba de un año al abandonarla en su casa del estado norteamericano de Ohio mientras se iba de vacaciones a Puerto Rico, se declaró culpable por cargos de asesinato con agravantes y de poner en peligro a un niño, de acuerdo con el fiscal del condado de Cuyahoga, Michael O´Malley.
De acuerdo con los informes de la causa, la mujer de 32 años viajó a la isla el 6 de junio de 2023, y dejó sola a su hija, Jailyn, en su casa de Cleveland.
La pequeña quedó en condiciones precarias, pues la niña no tenía comida ni agua, y sufrió de hambre y deshidratación hasta morir.
Mientras la pequeña agonizaba, la madre mostraba una actitud despreocupada y feliz en sus redes sociales.
Durante sus vacaciones compartió una selfie posando en una playa de arena con el siguiente mensaje: "El tiempo que se disfruta es el verdadero tiempo vivido".
Sin embargo, cuando Candelario regresó a su casa el 16 de junio, encontró a su hija sin vida en el parque. La mujer llamó al 911 y aseguró que había dejado a la niña al cuidado de una amiga, pero que no sabía nada de ella desde hacía días. Pero la investigación policial reveló que nadie había cuidado de la niña y que la madre había mentido.
Una autopsia determinó que la causa de la muerte de Jailyn fue por hambre y deshidratación, informó El Diario de Nueva York.
Además, el médico forense halló signos de maltrato y negligencia en el cuerpo de la niña, como moretones, quemaduras y cicatrices.
Candelario se enfrentaba a cuatro cargos de asesinato y uno de agresión criminal, pero aceptó un acuerdo de culpabilidad. Se espera que sea sentenciada el próximo 18 de marzo, y podría recibir cadena perpetua.
El fiscal O’Malley dijo que este caso era "uno de esos casos verdaderamente inimaginables que recordaré durante muchos años" y que la condena de hoy era "el primer paso hacia la justicia para Jailyn".

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Kristel Candelario, una mujer que había sido acusada de dejar morir a su beba de un año al abandonarla en su casa del estado norteamericano de Ohio mientras se iba de vacaciones a Puerto Rico, se declaró culpable por cargos de asesinato con agravantes y de poner en peligro a un niño, de acuerdo con el fiscal del condado de Cuyahoga, Michael O´Malley.
De acuerdo con los informes de la causa, la mujer de 32 años viajó a la isla el 6 de junio de 2023, y dejó sola a su hija, Jailyn, en su casa de Cleveland.
La pequeña quedó en condiciones precarias, pues la niña no tenía comida ni agua, y sufrió de hambre y deshidratación hasta morir.
Mientras la pequeña agonizaba, la madre mostraba una actitud despreocupada y feliz en sus redes sociales.
Durante sus vacaciones compartió una selfie posando en una playa de arena con el siguiente mensaje: "El tiempo que se disfruta es el verdadero tiempo vivido".
Sin embargo, cuando Candelario regresó a su casa el 16 de junio, encontró a su hija sin vida en el parque. La mujer llamó al 911 y aseguró que había dejado a la niña al cuidado de una amiga, pero que no sabía nada de ella desde hacía días. Pero la investigación policial reveló que nadie había cuidado de la niña y que la madre había mentido.
Una autopsia determinó que la causa de la muerte de Jailyn fue por hambre y deshidratación, informó El Diario de Nueva York.
Además, el médico forense halló signos de maltrato y negligencia en el cuerpo de la niña, como moretones, quemaduras y cicatrices.
Candelario se enfrentaba a cuatro cargos de asesinato y uno de agresión criminal, pero aceptó un acuerdo de culpabilidad. Se espera que sea sentenciada el próximo 18 de marzo, y podría recibir cadena perpetua.
El fiscal O’Malley dijo que este caso era "uno de esos casos verdaderamente inimaginables que recordaré durante muchos años" y que la condena de hoy era "el primer paso hacia la justicia para Jailyn".

Temas de la nota