¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

14°
13 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Una muestra de la conexión natural entre perros y gatos

Milagroso puede llegar a ser el vínculo entre seres de distintas especies, que aprenden desde la convivencia.
Jueves, 04 de abril de 2024 01:01
JUEGOS EN LA SIESTA | EL FELINO “KOKORO” JUNTO A LOS CANES “FLACO” Y “PINKY”, COMPARTIENDO UN MISMO ESPACIO.

La naturaleza es tan sabia que nos enseña a través de lecciones valiosas cómo las diferentes especies pueden convivir en armonía.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

La naturaleza es tan sabia que nos enseña a través de lecciones valiosas cómo las diferentes especies pueden convivir en armonía.

Este es el caso de la adaptación provisoria que se da en numerosas casas y conocidas también como hogares de tránsito. Es que la concientización por el cuidado y la preservación de la vida animal son principios que conviven en Vanina Vilca, una jujeña proteccionista que ama a los animales y que desde joven luchó para que no exista el maltrato indiscriminado.

Lo que moviliza el corazón de esta jujeña, es la mirada inocente de los seres que necesitan ayuda. Desde que tenía dieciocho años, ayudó a canes y a felinos indefensos de la calle, ya que aprendió a valorar y a respetar su vida de manera innata. Por cada buena acción que realiza, se siente orgullosa de abrazarlos y no abandonarlos a su suerte. Por ello, la experiencia que tuvo recientemente en La Toma, pueblo de San Antonio; fue muy especial en su vida.

PRIMEROS TIEMPOS | “LINCE”, “POLAR” Y “P-CHAN” EN HOGAR PROVISORIO.

Como sus tíos viven en el campo, las costumbres con los animales domésticos no son las mismas que en la ciudad. En sus palabras, explicó que las personas tienen la idea de que los animales deben tener características de utilitarios. "Mi tía tenía una gata a la que le daba pastillas anticonceptivas para que no tuviera bebés. Pero, este último tiempo, no pudo porque se enfermó. La gata entró en celo y tuvo seis gatitos. Uno murió al nacer", compartió lo sucedido en La Toma. Ante ella, se presentó una situación complicada, pero en la que eligió preservar la vida animal pues notaban que si bien se encontraban bajo techo, los gatitos bebés estaban en el piso. "Me decidí y los traje. Ellos eran ariscos. En el campo no los castran y se los mata si no tienen una función y eso me generó tal impotencia que sentí que los tenía que salvar y dije antes que pasara nada, me los traigo", comentó.

Así, llegó a su casa de avenida Almirante Brown, comenzó a hacer afiches para colocarlos por el barrio y dar aviso por ese medio y por sus redes sociales que tenía gatitos en adopción responsable. Y casi sin pensar, su casa se transformó en un hogar provisorio para las mascotas.

Derribando mitos

JUNTOS | “KOKORO” Y VANINA VILCA, LA JOVEN QUE RESGUARDA A PERROS Y GATOS.

Los primeros días, "Flaco", "Pinky" y "Olivia"; sus tres perros de tamaño mediano se adaptaron a la presencia de los felinos recién nacidos. Pero, dentro de su hogar también residía "Kokoro", el gato de la casa quien -al igual que sus hermanos caninos- estaba acostumbrado a compartir con ellos desde la convivencia y el juego. "Los primeros días el contacto con los bebés fue olfativo y con mucha paciencia, para que aprendan, los pusimos en una jaulita. Así se percibieron y se sintieron entre especies. 'Kokoro' fue criado así, desde que lo rescatamos", indicó.

Y es que ellos adoptan la jaula y la asimilan como refugio. De hecho "Kokoro" que llegó antes a la casa, fue víctima de maltrato. Fue encontrado junto a su mamá y a su hermano, en una bolsa de arpillera con alambres.

El hermano de "Kokoro" se había escapado y su madre temblaba, también fue rescatada; pero asoció a Vilca con lo que había sucedido anteriormente y se fue nuevamente. Entonces adoptaron sólo a "Kokoro", logrando una convivencia en armonía entre canes y felinos. Algo similar ocurrió con la llegada de los gatitos. "El 'Flaco' los huele, 'Olivia' se adaptó al olor y 'Pinky' es sociable; ellos se acostumbraron a verlos y a tenerlos cerca". Como el tiempo fue avanzando, "Gomita", "Polar", "P-chan", "Gori" y "Lince" fueron creciendo en el amor y en el tamaño.

CALOR DE HERMANOS | COMPARTIENDO LA CALIDEZ DE UNA ESTUFA EN ARMONÍA.

Los llamados de los interesados en adoptar a los bebés fueron cada vez más. "Una familia de La Quiaca se llevó a 'Gomita', el señor que lo adoptó tenía una depresión porque había perdido un gatito similar y cuando lo vio, no dudó en adoptar. Preparamos un frasco de leche, agua, arena y lo llevó en una cajita agujereada", comentó Vilca. "Con 'Polar' pasó que una familia del barrio Cuyaya se interesó y con cariño, lo llevaron. 'Lince' quedó con mi marido, es bella. Mientras que 'P-chan' y 'Gori' están aún con nosotros", destacó la proteccionista. "Kokoro" es una suerte de ídolo para los bebés y, pese a ser territorial, juega y asimila muy bien la conexión con ellos.

Así de milagrosa es la energía entre seres de distintas especies, por ello la importancia de adoptar es un compromiso para toda la vida. "Un animal sea perro o gato, nunca se va a poder servir solo una comida, necesita del humano; pero muchos los ven y no los ayudan. Yo por eso admiro un montón a hogares como 'San Roquitos' o 'Narices Frías', porque los contienen y su trabajo es inmenso", expresó Vilca, que siente felicidad al ayudar a los animales. "Sería importante que adultos y niños comprendieran que ellos no son juguetes sino, seres vivos que necesitan de la dedicación de un humano que los proteja", finalizó Vilca.