La construcción principal de la Catedral Basílica fue obra de Nicolás Agustín Cánepa y Cia. y los trabajos interiores finalizaron en 1876, pero sin atrio y sin torre.
La solemne consagración de la nueva catedral fue fijada por el obispo Rizzo Patrón para el 13 de octubre de 1878, aunque, debido a su mal estado de salud, las ceremonias fueron ejecutadas por el obispo auxiliar de la Diócesis de Salta, monseñor Miguel Moisés Aráoz.
El 28 de junio de 1879 el diario salteño La Reforma da la noticia de que "por $29.000 se contrató el frontis de la Catedral con el empresario Francisco Righeti, según planos del señor Maqui".
El proyecto del altar mayor corresponde al fraile Luis Giorgi y su ejecución a don Francisco Righeti. El edificio fue concluido en mayo de 1882, siendo obra del fraile Luis Giorgi los rentablos del Señor y la Virgen del Milagro.
El diario La Reforma, el 13 de mayo de 1882 vuelve a referirse a la Catedral y dice: "La comisión encargada en los últimos años de la construcción de la Catedral ha concluido su noble misión: el edificio está terminado. Los últimos brochazos se están dando en el frontis".
En 1902, con motivo de la coronación del Señor y Virgen del Milagro, el obispo Matías Linares y Sanzetenea erigió la capilla y el altar del Santísimo Sacramento, utilizando los servicios del ebanista Antonio Front.
En 1918 se erigió en el interior de la Catedral el Panteón de las Glorias del Norte, lugar donde reposan los restos del general Martín Miguel de Gemes, entre otros héroes de la Patria.
El último obispo de Salta, monseñor Julio Camperos y Aráoz inició en 1930 la decoración del presbítero. Años después, monseñor Tavella hizo decorar íntegramente el templo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...