En Tolombón, una señora mayor de edad había salido al patio de su casa y notó que le faltaban dos cabritos. Empezó a buscarlos pero a pesar de haber recorrido toda la zona aledaña a su casa no encontró a los animales.
Pasaron los días pero ella nunca se olvidó de sus cabritos. Esta semana, al recorrer el pueblo, los vio en una vivienda ubicada cerca de la suya. Sin dudar, tocó la puerta y salió el dueño de casa, a quien le reclamó que le devolviera los animales. "Me los vendió un hombre hace unos días", le respondió.
La mujer estaba decidida a recuperar sus dos cabritos y fue a la Policía a pedir ayuda. El caso llegó a laJusticiaque, tras comprobar que efectivamente los animales eran de ella, ordenó al hombre que se los devolviera.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...