La Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) y el Ministerio de Salud lanzaron el “Mapa de Riesgo Ambiental de Dengue 2016” para todo el territorio argentino, que incluye la calificación de más de 3.000 localidades según su nivel de vulnerabilidad a la presencia del mosquito portador del virus.

Al no existir vacunas, ni medicamentos la única solución es la prevención, eliminando criaderos de mosquitos.

“En comparación con el mapa 2015, vemos que hay una incremento importante de las zonas de mayor riesgo ambiental en las provincias de Formosa, Misiones, Chaco, Santa Fe, Córdoba, Catamarca, Tucumán, Santiago del Estero”, dijo a Télam Sandra Torrusio, gerenta adjunta de Relaciones Institucionales de la Conae.

Hay que deshacerse de los recipientes en desuso que puedan acumular agua: latas, botellas, neumáticos, tapitas, lonas, etc.

Si se analizan sucesivamente la cuarta (2015) y quinta versión (2016) de estos mapas, disponibles en el portal http://geoportal.conae.gov.ar, se puede verificar cómo los puntos rojos que identifican al “riesgo alto” ganan en profusión en esas provincias.

Dar vuelta los objetos que puedan acumular agua cuando llueve, como por ejemplo baldes, palangana y tambores.

La asignación del color rojo (riesgo alto), naranja (medio), amarillo (medio bajo) o verde (bajo) a una localidad surge de un algoritmo que relaciona datos ambientales estimados a partir de imágenes satelitales que provee la Conae respecto a temperatura, lluvia, humedad y uso del suelo, y los datos específicos colectados en campo por el Ministerio de Salud (social, viral y entomológicos). “El dengue, junto a otras enfermedades como el hantavirus, la malaria o el chagas, tienen un componente ambiental importante, por lo que es útil el uso de las imágenes satelitales a partir de las cuales se pueden estimar parámetros que condicionan la aparición del vector, o favorecen su dispersión”, explicó Torrusio.

En las zonas rurales es importante que se cambie el agua y se cepille el bebedero de los animales de granja.

En el caso del dengue, el mosquito que lo trasmite prolifera en áreas de temperatura y humedad elevadas, zonas donde llueve mucho y en áreas urbanizadas.

Vaciar colectores de desagüe de aires acondicionados o lluvia, diariamente y destapar los desagüe de lluvias de los techos.

El Ministerio de Salud aporta, por su parte, datos como tipo de viviendas, presencia de vectores infectados, número de confirmación de casos y otros.

Un recurso de este tipo permite orientar mejor las medidas de control y monitoreo en las zonas afectadas por el dengue a los organismos involucrados en la lucha contra esta enfermedad.

Utilizar en los floreros productos alternativos en lugar de agua. Se estila por ejemplo el empleo de arena húmeda.

Torrusio señaló que esta “herramienta única” facilita “evaluar el riesgo de aparición y dispersión” del dengue y también “mejorar la identificación potencial o real de la presencia de brotes, dar alerta temprana a la población y tomar las medidas sanitarias necesarias”.

Mantener los patios limpios y ordenados, jardines desmalezados y demás espacios verdes de la casa.

Desde el portal de la Conae el usuario tiene acceso a una pantalla con un visualizador de mapas y una lista de capas ubicada a la izquierda, para desplegar distintas opciones de información.

El Mapa de Riesgo Ambiental de Dengue se encuentra dentro de la carpeta “Proyectos Específicos”, donde se puede visualizar y navegar sobre el mapa para identificar las zonas de alto riesgo, de medio alto, medio bajo y de bajo riesgo de aparición de la enfermedad en todo el territorio argentino. Sin duda una herramienta tecnológica puesta al servicio de la prevención en salud.

Utilizar repelente, mosquiteros e insecticidas para evitar las picaduras de los mosquitos o su ingreso al interior de la vivienda.

¿Casos autóctonos en La Plata?

El Instituto Maiztegui de Pergamino analiza la sangre de dos pacientes para confirmar un diagnóstico inicial de dengue, en lo que podría convertirse en los primeros casos autóctonos del virus en La Plata, informaron desde comuna platense.

Una pareja que reside en el casco urbano de la ciudad de La Plata y que no había viajado a ninguno de los países donde hay epidemia de dengue habrían contraído la enfermedad en la capital bonaerense.

La denuncia de un posible contagio autóctono es considerada importante por los especialistas porque, de confirmarse, cambiaría el escenario, ya que se puede considerar que hay circulación del virus en la capital provincial.

La pareja fue atendida en el Hospital Español y ya retornó a su domicilio, donde evoluciona favorablemente, destacaron fuentes de ese centro de salud.

“Son dos pacientes que fueron internados y sobre los que se confirmó el diagnóstico de dengue. Se trata de dos personas jóvenes que viven en la zona de Parque San Martín, en el casco urbano de la Ciudad, y que no habrían salido de la misma, no viajaron, se contagiaron en ciudad”, informó el Director del Hospital Español de La Plata, Daniel de Sagastizabal.

Por su parte, desde la subsecretaría de Salud de la Municipalidad de La Plata, calificaron los casos como “altamente sospechosos”, aunque indicaron que todavía falta la confirmación final del Instituto Maiztegui para determinar que se trate de casos de dengue autóctono confirmados.

En tanto, informaron que en la región se mantienen los operativos de fumigación y en particular durante la jornada de ayer se procedió a realizar una recorrida puntual en la zona y se reforzaron las tareas de descacharreo para evitar nuevos contagios.

Según datos de la secretaría de Salud municipal, son hasta ahora 120 los casos de dengue reportados como sospechosos que están en estudio, y 22 los confirmados.

Está visto que el dengue se extiende más ayudado por las condiciones ambientales.


¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...