Continuando con nuestro ciclo de maridajes de cervezas y platos, esta vez nos dimos una vuelta por el conocido “Aniceto”, junto al monumento a los Reyes Católicos. En esta ocasión, el chef Bernardo Saravia Toledo -asesor gastronómico del local- nos mostró dos platos que se incluyen en la carta y que responden muy bien a la propuesta de sabores que se logran con el maridaje de cervezas. Para el chef, en nuestra región es muy raro que se maride la cerveza con las comidas. “Aquí tenemos la cerveza para antes de comer o a la tarde para juntarse con amigos. Se la sirve con papitas, o bastoncitos de pollo como toda comida, pero es bueno comenzar a acostumbrarse a comer con cerveza. Es igual de refrescante. Lo que sí hay que tener en cuenta es que todo maridaje es subjetivo, pero hay reglas. Por ejemplo, las carnes de cerdo deben ir con cervezas rubias, porque son más suaves, especiales para platos muy condimentados y limpian el sabor de la boca de manera delicada. Las negras quedan muy bien con pescados a vapor, con mariscos, con postres. Habría que probar cambiar los gustos, y así como hay postres con vinos dulces que van muy bien, está bueno usar cervezas negras que nos vayan anunciando los sabores del postre”, dice Saravia Toledo. Para el propietario del lugar, Rodrigo Schiapetto, la inclusión de las cervezas en las cartas de comidas de Aniceto responden a la idea generadora de su cocina que busca ser cosmopolita, “con una carta que podría estar en cualquier lugar del mundo. Que no nos identifique con ninguna región en particular. Nosotros vamos cambiando, renovando nuestra carta que es muy fuerte en ensaladas, de gran importancia particularmente para el verano”, dice. Para Saravia Toledo la ideas es introducir la ensaladas no solo como una alternativa más a los platos fuertes, sino incorporarle elementos que le den una identidad a sí mismas como el cus cus, papines andinos, peces de mar, etc. En este caso, el chef nos propone costillas de cerdo con salsas de mostaza, “que le da algo de picor suave”, salsa con toques de miel, acompañadas con un muy personal guarnición de espinacas a la crema. 

“En este caso a la cerveza hay que buscarla suave, que acompañe al plato que estamos comiendo. Maridar es acompañar, que no se encuentren dos sabores fuertes para que no compitan, porque sino se hace muy violento para nuestro paladar”, explica el concepto el chef. “Una opción de ensalada como primer plato. Y en esta ocasión, una que lleva almendras tostadas con salmón ahumado, champignon y paltas. Las almendras le dan a la ensalada un sabor particular que también acompañan muy bien los sabores de la cebada tostada de la cerveza. Para la cerveza negra unas gambas al ajillo que en este caso no son muy fuertes. La ideas es un plato suave con guarnición de papas españolas, que corten el dulzor final de la cerveza negra”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...