Según revista Buena Salud, lo importante es tomar conciencia de nuestra postura corporal y corregirla y lo imprescindible: concurrir al médico especialista si persisten los dolores por problemas posturales y contracturas.
A medida que crecemos recibimos consignas concretas que buscan educar nuestras posturas corporales y también sufrimos horas y horas sentados frente a la computadora hasta que la contractura en el cuello se hace escuchar.
Mantener una postura adecuada es tan importante como comer saludablemente, hacer ejercicios con regularidad y dormir bien. Aprender algunos trucos posturales nos evita dolores musculares y de columna, mejora nuestra capacidad respiratoria lo que promueve una buena oxigenación-, descomprime los órganos de nuestro aparato digestivo para facilitar la digestión y nos hace lucir esbeltos, balanceados y con una mejor imagen corporal.
Adoptar posturas inadecuadas tiende a sobrecargar algunas regiones del cuerpo causando lesiones y dolor.
Cinco pasos para cuidar la postura
Camine con la cabeza erguida perpendicular al suelo -, el pecho en alto y contrayendo ligeramente el abdomen.
Trate de dormir en una cama firme pero no dura. Evite las almohadas grandes y dormir boca abajo con la cabeza de costado.
Antes de dormir, acuéstese boca abajo con el cuello en posición neutra como si mirara levemente hacia uno de los lados-, estire los brazos a ambos lados del tronco con las palmas hacia arriba y las puntas de los pies estiradas. Mantenga esta posición durante dos minutos.
Si tiene que levantar peso desde el suelo una maceta, una caja, un niño-, flexione las rodillas sin encorvar la espalda, agáchese lo más cerca posible del suelo, tome el objeto y haga fuerza con sus piernas para ponerse de pie.
Evite llevar carteras o maletines colgando de un solo hombro porque desbalancean el cuerpo y cambian el centro de gravedad.
Consejos para prevenir el dolor lumbar
Para estimular la circulación y evitar la rigidez, lo recomendable es caminar al menos media hora cada tres horas. Si no puede, de una vuelta a la manzana y vuelva al trabajo.
Camine balanceando los brazos ampliamente y gire hacia ambos lados como si quisiera tocar su columna con la mano opuesta. Realice este movimiento lentamente y sosténgalo al menos durante tres segundos.
Acuéstese en el suelo con las pantorrillas apoyadas sobre una silla y las rodillas dobladas en un ángulo de 90º. Esta posición reduce significativamente la tensión en los músculos de la espalda.
Ejercicios simples para hacer en casa
Siéntese en una silla con la espalda y los glúteos pegados al respaldo. Extienda los brazos a la altura de los hombros con las palmas hacia arriba y flexione los codos tocándose los hombros. Ahora lleve los codos hacia atrás estirando hombros y pecho. Sostenga esta posición durante 10 segundos y relaje.
Siéntese en el suelo con las piernas estiradas. Flexione una pierna y lleve esa rodilla hacia el pecho sin que el pie toque el suelo. Abrace con ambos brazos la pierna doblada durante 5 segundos y vuelva a estirar la pierna. Repita diez veces con cada pierna.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...