Los debates por la instauración de lazona rojaen la ciudad vienen siendo cada vez más frecuentes pero aún no se logra alcanzar un consenso. Posturas a favor y en contra argumentan los motivos por los que se debe avalar su instalación legítimamente o descartarla de plano. Lo cierto es que esta tarea recaerá en el municipio, teniendo en cuenta que así lo establece el nuevo Código Contravencional.
Hoy se realizó un encuentro entre ediles capitalinos con representantes de la entidad Mujeres Trans Autoconvocadas (MTA). Desde el Concejo Deliberante se confirmó la instauración de una zona de convivencia destinada al trabajo sexual en la ciudad entrará en la agenda legislativa de este año.
¿Estás de acuerdo con una zona...
Así lo ratificó la vicepresidenta primera del Concejo Deliberante, Frida Fonseca Lardies (PJ) quien además señaló que junto a la Municipalidad se debe generar la opción de capacitar a estas personas y lograr su inclusión social.
La delegada de Mujeres Trans Autoconvocadas (MTA) Daniela Funes Xamena también se refirió a la situación de persecución policial que viven dijo que, con el nuevo Código de Contravenciones, la situación de las trabajadoras sexuales no cambia, porque siguen siendo perseguidas por la policía y discriminadas por la sociedad.
"Muchas caen en la prostitución porque la sociedad las rechaza, en primer término son expulsadas del hogar, discriminadas en las escuelas y cuando buscan empleo no las toman", cuestionó Daniela. No obstante aclaró que "en su conjunto las mujeres trans quieren un espacio donde desarrollar su trabajo sexual, donde haya seguridad, baños químicos, acceso a medidas de salud preventivas y lo más importante no molestar a los vecinos".
En tanto, la referente de Mujeres Trans de Argentina, María Pía Ceballos, consideró que es inconstitucional el Código de Contravenciones porque vulnera los derechos de las personas trans. Compartió junto a Funes Xamena que la trata de personas se da más en las prostitutas y no en las mujeres trans, porque no tienen proxenetas sino que hacen su trabajo en forma autónoma.
Posturas disimiles en el recinto
La concejal Cristina Foffani (PO) consideró que existe falta de atención del Estado hacia este sector, porque no se generan políticas públicas que permitan a las personas trans el acceso a un empleo. Señaló que el Estado debería incorporar un cupo del 5% del personal para el espacio de la diversidad sexual.
Por su parte, el concejal Ignacio González (SNU) avaló la conformación de una zona de convivencia en la ciudad. Dijo que como vecino del barrio Hernando de Lerma conoce la situación de las trabajadoras sexuales. Manifestó que "existe la voluntad de trabajar junto con el municipio y son las organizaciones quienes deben indicarnos cuál es el sitio que consideran adecuado para la zona de convivencia".
Mientras que el concejal Gastón Galíndez (PJ) manifestó por su parte: "compartimos los ediles la no criminalización del trabajo sexual y alentamos que el municipio se encargue de la zona de convivencia, que deberá contar con seguridad, limpieza y salud". "Vamos a trabajar para eliminar la discriminación para con el sector y aportar a su inclusión social", añadió.
Próximo encuentro con vecinos
Quedó estipulado para el próximo martes a las 11, una reunión con la contraparte de esta realidad, los vecinos de los barrios Hernando de Lerma y Villa 20 de junio. Los mismos han realizado reiterados pedidos por el traslado de la zona roja a otro punto de la ciudad. Exhibicionismo, los ruidos molestos y los desechos en la vía pública, son algunos de los reclamos y de las situaciones que afectan a las barriadas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...