La Fundación San Roque lleva 11 años luchando en contra del uso de lapirotecniasin resultados concretos. En 2014 el diputado Guido Giacosa presentó un proyecto de ley en el que se prohibía el uso de la pirotecnia pero, finalmente, no prosperó. "Quedó cajoneado", dijo Elba Moreira, integrante de la Fundación a El Tribuno.
"La pirotecnia es lo más dañino que puede haber sobre todo para las personas autistas, bebes, gente enferma, ancianos e incluso el medio ambiente" , agregó Moreira.

Donaciones

La propuesta que hacen los integrantes de la Fundación San Roque es que el dinero que las personas van a gastar en pirotecnia lo destinen a la compra de mercadería, leche, juguetes, artículos de librería, entre otras cosas, que sean destinadas a comedores infantiles y a hogares de ancianos.
"Nosotros pedimos que no utilicen la pirotecnia, sino que hagan una obra de bien", agregó la referente.
La lucha contra la pirotecnia es incansable y permanente. Hay mucha gente que no tiene conciencia de las alteraciones que producen sobre todo en las personas autistas. "Creemos que debe haber algunos intereses creados porque de lo contrario no entendemos el por qué de no abordar un tema tan delicado", señalaron.

El ejemplo de Tartagal

A principios de diciembre, el Concejo Deliberante de Tartagal aprobó la iniciativa de los ediles Roberto Álvarez y Walter Salvatierra, y obtuvo el voto unánime de sus pares. La ordenanza tiene un alcance amplio: prohíbe el uso de pirotecnia en todo el ámbito del municipio de Tartagal .
"La ordenanza de Tartagal por un lado nos enorgullece y los felicitamos por el logro, pero por otro lado nos desilusiona. La ciudad de Salta debería haber dado el ejemplo y no lo dio", dijo Moreira.
Desde la Fundación creen que si el Concejo Deliberante salteño no está dispuesto a tratar este tema, el intendente Gustavo Sáenz debería prohibir su uso por decreto.
"Lo más grave es que cada vez se usan más las bombas de estruendo, eso es terrible", contó Moreira.
Todas las sociedades protectoras de animales expresan la gravedad de este problema. Debido a que los perros tienen una audición mucho más desarrollada son más sensibles a los ruidos, por eso la cantidad de animales que se pierden y los accidentes que hay en estos días son muchos.
"Nos gustaría que desde la Iglesia también los sacerdotes den este mensaje. No hace falta pirotecnia para celebrar la Navidad", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...