La coordinadora científica de la Comisión Asesora sobre la Biodiversidad y Sustentabilidad del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva,Bibiana Vilá, fue premiada por la Convención de Diversidad Biológica de la ONU (CBD) en conjunto con laFundación Aeonde Japón. Se trata del premio Midori, que se entrega cada dos años y reconoce a personas cuyo estudio de la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad, haya hecho aportes extraordinarios a nivel global, regional o local. Vilá, que lleva más de 30 años dedicada al estudio y conservación de la vicuña, recibirá el premio el 15 de octubre en la Conferencia de las Partes (COP12) en PyeongChang (Corea). Gran parte de su trabajo lo realiza en Jujuy.

Estos logros fueron posibles gracias al uso sostenible de la fibra de vicuña, una de las más valiosas del mundo.Estos logros fueron posibles gracias al uso sostenible de la fibra de vicuña, una de las más valiosas del mundo.

Tras la notificación del galardón, que por primera vez se entregó a un argentino, Vilá agradeció al Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet). “ElConicetha sido y es mi principal institución desde que a los 23 años comencé a estudiar a las vicuñas del altiplano”. “Desarrollé mi carrera investigando a las vicuñas y proveyendo las bases para la toma de decisiones en materia de conservación y manejo de la especie”, agregó. En lo referido a su objeto de estudio, Vilá indicó que “las vicuñas son animales hermosos, muy interesantes a nivel biológico y económico así como también muy valorados simbólica, social y económicamente por los pueblos originarios de los Andes”. Se recibieron nominaciones de más de 60 países y los ganadores fueron seleccionados sobre la base de sus contribuciones a los objetivos de la década de las Naciones Unidas sobre la Biodiversidad (2011-2020) y del documento de Biodiversidad de Aichi.

Asimismo el galardón reconoce la implementación de la educación ambiental en las zonas donde vive la especie.Asimismo el galardón reconoce la implementación de la educación ambiental en las zonas donde vive la especie.

Además de la conservación de la vicuña silvestre, Bibiana Vilá encabezó la implementación de medidas de uso sostenible que integran tanto el conocimiento tradicional indígena como la ciencia moderna para el bienestar animal.

Además el premio de la ONU reconoce los significativos aportes a las comunidades locales, entre ellas las de Santa Catalina.Además el premio de la ONU reconoce los significativos aportes a las comunidades locales, entre ellas las de Santa Catalina.

Según la Fundación Aeon, co-organizadora del premio, “los resultados en materia de conservación y uso sustentable diseñados por Vilá pueden ser situados como un modelo moderno de conservación y son muy significantes”. Vilá dirige además el grupo de investigación Vicam (Vicuñas, camélidos y ambiente) que permitió, junto a los pueblos nativos de los Andes (entre ellos Santa Catalina, Jujuy), la recuperación del chaku, ritual de captura y esquila de vicuñas prehispánico que permite la esquila del animal sin dañarlo. Este acercamiento permite la subsistencia económica de los pueblos donde se encuentra la especie y los incentiva a desarrollar conciencia sobre la necesidad de la conservación. Vicam recibió en los últimos años subsidios por $ 327.900 de Nación.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...