Las ventas en los comercios minoristas bajaron en abril 6,6% frente a igual mes de 2015, según el último informe de la Cámara Argentina de Mediana Empresa (CAME).
El relevamiento se hizo en 1.265 comercios pequeños y medianos de los principales 20 rubros de venta minorista familiar en la Ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires y el interior del país.
Ante estas cifrasEl Tribunosalió a recorrer los negocios del centro de la ciudad capital para dialogar con algunos comerciantes y obtener sus propias percepciones sobre el estado de las ventas en Salta.
Si bien en los locales hay gente, todos coinciden en que son pocos los que preguntan precios y menos los que meten la mano en los bolsillos para gastar.
El rubro con peor performance fue el de electrodomésticos y artículos electrónicos, ya que las ventas cayeron 12,3% en facturación, según la CAME. En un comercio de cadena nacional de tecnología ubicado en la peatonal Alberdi, un gerente calificó de "espantosa" la caída de las compras en abril.
"Nuestras ventas bajaron un 20% y los primeros días de mayo siguen esa tendencia. Eso considerando que nosotros jugamos en primera división, ya que tenemos publicidad, planes y combos. No me imagino cómo estarán los pequeños negocios", dijo Mauricio.
Y a juzgar por el testimonio de los comerciantes, la situación también es mala en las empresas más chicas. Un mueblero de la avenida San Martín dijo que desde enero está bajando la recaudación indefectiblemente.
"En enero cayó 15%, febrero fue igual de malo que siempre, en marzo cayó otro 15% y en abril tuvimos una baja espantosa del 20%", dijo Manuel, repitiendo curiosamente el mismo calificativo.
El comerciante detalló que primero bajaron las unidades vendidas, pero la inflación subía un poco el volumen de la facturación. En abril bajaron las ventas y los montos de dinero. Luego llegaron las subas de alquileres y servicios. "Yo negocio cada seis meses el alquiler. Ya me subieron enero y ahora tengo que negociar en junio. Estamos ante un escenario de total incertidumbre", dijo.
Los que también tendrán que negociar los alquileres en junio son los comerciantes de las ferias de las galerías de la zona del mercado San Miguel.
A pesar del imaginario de que, ante la crisis, la gente compra en los locales de ropa más barata, Nelson dijo que las ventas cayeron notoriamente en los denominados "freeshop".
"En abril se sintió mucho. Yo tendría que estar vendiendo la ropa de invierno y, hasta ahora, nada. Creo que bajaron un 40% mis ventas. El año pasado me compraban unas cinco camperas por día para esta época. Hoy vendo, con suerte, dos", aseguró.
En cuando al segmento de ropa de primeras marcas, en un comercio de peatonal Florida, la situación es alarmante y calcularon que la baja llega al 50 por ciento.
"Ante la suba de precios lo primero que dejan de comprar es la ropa cara, aunque sea de buena calidad. La gente ya no quiere endeudarse con la tarjeta porque tiene miedo de no poder pagar. Todos los que tienen un salario están atormentados por los despidos y por las subas de precios en los alimentos", dijo una vendedora.

Subió la venta de segundas marcas

Es una de las tendencias que analiza el sector de los preventistas. Darío es un referente de ventas de productos de cuidado femenino de primera necesidad en todo el NOA.
La firma a la que representa realiza lo que ellos conocen como el "sell out", es decir, un relevamiento de las preferencias de compras de la gente utilizando a los comerciantes como recolectores de información.
Aún no conoce los números finales de abril, pero puede adelantar percepciones desde su experiencia.
"Como yo lo veo, aumentó el consumo de las segundas marcas, en tanto que los productos premium bajaron un 30% aproximadamente", lanzó.
Esto quiere decir que la gente comenzó a priorizar precios por sobre la calidad.
En el sector de los preventistas se maneja un dato que inquieta a los más experimentados. Siempre en épocas de crisis aumentaron las ventas en el rubro de las hamburguesas y productos congelados. Sin embargo, hasta estos alimentos se vendieron menos en este abril. Según estiman, hubo una baja de casi el 30% en los pedidos que hicieron los comerciantes de la región.

Menos electrónica

Todos los rubros minoristas tuvieron menores ventas en el país en abril, según el último informe de la CAME.
Las bajas más fuertes se registraron en electrodomésticos y artículos electrónicos, con una caída del 12,3%. Las ferreterías vendieron un 9,4% menos y en las casas de materiales para la construcción hubo un retroceso del 8,7%.
El rubro golosinas tuvo una retracción del 8,6% y bijouterie del 8,3%.
El informe señala que los descuentos que aplicaron algunos comercios ayudaron a activar por momentos el mercado.
Las ventas minoristas tuvieron en el primer cuatrimestre del año una caída de 4,8% frente al mismo período de 2015.

Indicios de que empeora

Alejandro se las rebusca vendiendo medias en la peatonal Florida. Ofrece tres pares de zoquetes a $30. Desde el cambio de gobierno que no sube los precios. Es decir que sus productos no tuvieron inflación. Sin embargo, están bajando sus ventas.
"Ahora salieron más vendedores ambulantes. Es alarmante la cantidad de changos y chicas que venden ropa", dijo.
Según comentó, hay dos hermanitos de menos de 10 años que recorren las calles ofreciendo accesorios para el pelo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...