Un exfutbolista marplatense fue condenado ayer a prisión perpetua por haber abusado sexualmente y asesinado a golpes y empalamiento en el 2013 a su pareja en la localidad bonaerense de Santa Clara del Mar.
Se trata de Daniel Colman (45), quien fue sentenciado por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de Mar del Plata por el femicidio de Nadia Vanesa Chaumont (34).
En tanto, Alfredo López (63), dueño de la casa donde ocurrió el crimen, fue absuelto por los jueces Eduardo Alemano, Fabián Riquert y Juan Manuel Sueyro.
uentes judiciales informaron a Télam que el TOC 3 coincidió con el fiscal Rodolfo Moure, quien había solicitado en su alegato la pena máxima para Colman por el "homicidio doblemente agravado por el vínculo y por alevosía" en perjuicio de Chaumont.
El representante del Ministerio Público también había pedido que López sea sobreseído del delito de "encubrimiento agravado" y sea condenado por "omisión de auxilio" con una multa de 5.000 pesos, aunque esto último no fue considerado por el tribunal y lo dejó libre.
Por su parte, el abogado Alejandro Borawsky, defensor de Colman, requirió en su alegato que éste sea declarado "inimputable" o que reciba una pena mínima por "circunstancias extraordinarias de atenuación", ya que encontró a la víctima besándose con su amigo.
El fiscal Moure tuvo en cuenta el testimonio de Darío Gabi, médico legista que realizó la autopsia, quien dijo que la mujer murió a causa de un empalamiento.
Numerosas lesiones
Según el perito, en 23 años de profesión nunca vio la cantidad de lesiones que tenía el cuerpo de Chaumont y que en un momento de la operación tuvo que salir de la sala impresionado por lo que veía.
La mujer sufrió "lesiones sucesivas en un lapso prolongado, desde esquimosis a laceraciones, pasando por hematomas o contusiones y previo al empalamiento hubo un castigo muy duro", detalló Gabi.
En tanto, un psiquiatra de parte declaró que el acusado -un ex jugador de los clubes Alvarado, Los Andes y Boca de Mar del Plata, en la Liga de fútbol local- estuvo "bajo emoción violenta" y que su "adicción al alcohol" le provocaba "conductas impulsivas con mucha agresividad".
Además, durante el debate oral presentaron su testimonio los efectivos policiales que intervinieron en el momento del hecho y vecinos que indicaron que había "violencia de género".
El hecho
El hecho ventilado en el juicio ocurrió el 2 de junio de 2013, alrededor de las 23, en una casa ubicada en Ziguatanejo al 100, en el barrio Atlántida de Santa Clara de Mar.
Allí, López invitó a cenar a su casa a sus vecinos y amigos Chaumont y Colman, quienes concurrieron acompañados de los dos hijos de la pareja.
Tras la cena, los dos hijos fueron regresados a su casa, ubicada a unos 300 metros, y luego en la vivienda de López permanecieron él, Colman y Chaumont.
El fiscal Moure explicó que a la madrugada, Colman llamó a un servicio médico de emergencias porque su mujer aparentemente estaba "descompensada".
Sin embargo, cuando un médico de la sala de primeros auxilios de la ciudad arribó a la vivienda encontró a Chaumont muerta sobre la cama de una de las habitaciones, con el cuerpo desnudo y con una gran cantidad de golpes y cortes, por lo que dio urgente aviso del hecho a la Policía.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...