A poco tiempo de iniciarse un intenso año electoral, según un informe de la consultora NOAnomics, con información de 17 provincias, incluyendo las más grandes, se puede apreciar una importante mejoría en la situación fiscal de los distritos durante la primera mitad del año con respecto al mismo semestre de 2013, pasando el superávit consolidado desde $ 10.131 millones a $ 20.684 millones, es decir un aumento del 104%. Este resultado marca un claro contraste con el estado de las cuentas del Gobierno nacional, que en el mismo período profundizó su déficit en un 170%. Por provincia, a junio del año pasado 5 presentaban déficits en sus cuentas públicas: Misiones ($ -449 millones a marzo), Río Negro ($ -84 millones), Neuquén ($- 73 millones), Jujuy ($ -59 millones a marzo), y Entre Ríos ($ -17 millones). De éstas en 2014 todas pasaron a una situación superavitaria salvo por el caso de Jujuy que se mantuvo en terreno negativo con un saldo de $ -72 millones, mientras que la única que transitó de superávit a déficit fue Santa Fe con un rojo de $ -196 millones.
Los datos no son menores teniendo en cuenta que se avecina un año cargado en el aspecto electoral y los oficialismos que aspiran a continuar en el poder deben hacer esfuerzo por evitar los conflictos en diciembre, hechos políticos que ya se convirtieron en una costumbre desde 2001.
Por el lado de los 15 distritos superavitarios la mejor performance la obtiene San Juan con un elevadísimo ratio superávit a ingresos totales del 21%, siguiendo Chaco con un 16%, mientras que Río Negro y CABA logran un cociente del 13% cada una. En el orden del 9% para el indicador se encuentran Catamarca, Buenos Aires y Neuquén, siendo del 8% para Tucumán y del 7% en los casos de Misiones, Salta, Córdoba, Formosa y Mendoza. Cerrando el listado de las superavitarias figuran Santiago del Estero con un resultado financiero equivalente al 5% del total de sus ingresos y Entre Ríos que apenas alcanza un 0,3%.
La explicación a la mejora en la situación fiscal consolidada de las provincias se encuentra en el hecho de que sus ingresos crecieron por encima de sus gastos durante el primer semestre. Es así que mientras los gastos totales aumentaron un 33,9% los ingresos totales lo hicieron al 38,9%, manteniendo por lo tanto una brecha positiva de 4,9 puntos porcentuales. Sin dudas que las provincias pudieron afrontar de mejor manera que el Gobierno nacional las complicaciones fiscales que se esperaban para este año. Con una trayectoria de ingresos desacelerándose lograron frenar sus gastos, y si bien tuvieron que sacrificar obra pública y otros gastos de capital también fueron más capaces de contener las demandas salariales y reducir el gasto en personal, factor que amenazaba con ser el más difícil de dominar. El superávit fiscal consolidado para el primer semestre representa el 7,7% de los ingresos totales, cuando para el mismo período del año pasado se encontraba en 5,3%.
Si se compara esta performance con la exhibida por el gobierno nacional (-7,9%), las provincias salen más airosas todavía.
Sin embargo son muchas las amenazas que pueden surgir y contribuir al deterioro de estos buenos resultados durante el segundo semestre. La dinámica del gasto es siempre más complicada durante el segundo semestre.
Lo que es indiscutible es que hasta ahora, desde el punto de vista fiscal, las provincias han mostrado más madurez que un Gobierno nacional adolescente según la consultora NOAnomics.

Endeudamiento

En la semana, el jefe de Gabinete Jorge Capitanich, confirmó que algunas provincias pidieron a la Nación autorización para endeudarse y hacer frente a las erogaciones hasta fin de año, pero aseguró que se trata de “mecanismos frecuentes”.
Adelantando lo que será el debate por las deudas de las provincias, Capitanich explicó que existen distintas modalidades por las cuales las administraciones provinciales se pueden endeudar ya sea mediante Letras del Tesoro, con organismos internacionales de crédito o emitiendo deuda.
Sobre el pedido de autorización para endeudarse por parte de algunas provincias, el Jefe de Ministros respondió ante las consultas periodísticas que “algunas provincias lo han pedido”,y aclaró que el Gobierno nacional hace “la evaluación” correspondiente, pero ratificó (en tono de cuestionamiento) que se trata de “mecanismos frecuentes” y que “no son extraordinarios”.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...