A los 100 años de edad falleció ayer el empresario Roberto Pieve. Sus restos son velados en la Sala A de San Luis 545, y hoy, a las 10.30, se oficiará una misa en el lugar; luego, a las 12, sus restos serán trasladados al cementerio Santa Teresita.
A pesar de la edad, Roberto mantenía plena lucidez y le gustaba conversar con sus seres queridos. Debido a una descompensación que después se complicó, permaneció internado en la terapia intensiva de una clínica de la ciudad los últimos cinco días, hasta ayer a las 13, cuando se dio la triste noticia.
Edmundo Pieve, uno de sus hijos, se quebró de la tristeza y le dijo a El Tribuno: "Mi papá pasó por esta vida con gran éxito, cumplió todos sus objetivos sin dejar nada pendiente. Fue una persona importante en Salta y Salta fue muy importante para él. Era cordobés, pero se hizo salteño de corazón. Ahora está acompañado del amor y el cariño de toda su familia y seres queridos".
Roberto Pieve fue un incansable emprendedor, un ejemplo de la lucha por los sueños y la búsqueda del crecimiento, no solo personal. Nació el 24 de octubre de 1916 en Córdoba, desde donde se vino en 1954, como empleado ferroviario. Llegó solo, pero dos años después logró traer a sus dos hijos, Roberto y Edmundo, en aquel momento de 11 y 8 años. Tiempo después se casó con una salteña con quien tuvo a su hija Cristina.
En 1961, Roberto Pieve se adhirió a una propuesta de retiro voluntario del ferrocarril y comenzó una nueva lucha. Durante un año estuvo sin trabajo fijo, pero no por eso renunció a sus sueños en Salta. Vendió rifas, arregló encendedores y relojes despertador. En 1962 lanzó lo que se denominó abono de sepelio, la segunda empresa de este tipo en el país. Dos años después armó la primera empresa funeraria, ya con su apellido.
En 1967, el sistema de abono de sepelios Orsese se transformó en una compañía de seguros. En 1969 vende la compañía de seguros Orsese a la firma Caruso y crea una nueva compañía de seguros pero esta vez con su apellido: Pieve. En 1976 transformó su empresa y abrió sucursales en Gemes, Tartagal y Jujuy. Actualmente la empresa Pieve tiene en la provincia 33 salas velatorias, 14 en la ciudad de Salta y el resto en el interior. De los primeros cinco empleados, hoy la nómina ronda los 300. El año pasado festejó su centenario junto con sus 10 nietos y 10 bisnietos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...