Se abrió un nuevo capítulo de la escandalosa novela del ex intendente de El Bordo, Juan Rosario "Chicho" Mazzone. Una de las tres menores que participó del polémico "festejo" rompió el silencio y habló con El Tribuno. "Me dijeron que diga que llevaba pantalones y que la familia del intendente estuvo en todo momento y sino que me atenga a las consecuencias", aseguró. "Nos preguntaron si queríamos tener sexo a cambio de plata", agregó la menor en su testimonio, que podría echar luz sobre lo ocurrido en esa fiesta en la casa del intendente a finales de diciembre, días antes de la Navidad.
"Cuando llegué Mazzone estaba tomando y cuando me fui también. No sé si estaría borracho. Tomó vino, el que sale en la foto", recordó la menor. De sus declaraciones se desprende que una de las menores habría aceptado tener relaciones por $500 y que el intervenido intendente estaba dispuesto a pagar, pero solo $100. "Yo tengo a chicas por $100, no a ratas por $500", dijo Mazzone, según la menor. La chica desmintió al ex jefe comunal que había insinuado en su descargo presentado frente al Concejo Deliberante de El Bordo, que las chicas estaban en ropa interior porque eran pobres. "Si tengo bikini", contestó ella.
Mazzone está imputado por la Justicia, junto a los remiseros Manuel Santiago Amador y Eliseo Elías Valdéz, en una causa donde se investiga la supuesta corrupción de menores, luego de que se conocieran fotos donde se lo ve a Mazzone junto a jovencitas en ropa interior. "Cuando fuimos a declarar, el señor Amador, nos decía que digamos que el intendente estaba de pantalón. Y eso nunca estuvo, porque ahí en la foto se ve de que estaba en slip. También nos dijo que digamos que estaba su mujer y que estaban sus hijos. Ellos tampoco estuvieron", aseguró.
"Le dije a Elías que me lleve a mi casa, que yo no estaba dispuesta a tontear con él y menos con el intendente", describió la menor que rompió el silencio y habló con El Tribuno. "Estaba incómoda porque ellos eran un montón y nosotras éramos cinco", relata. Según la menor hubo una gota que rebalsó el vaso: el juego del tiburón. Todos conocemos lo que es un tiburón, el depredador más temido en las "aguas cálidas y templadas de casi todos los océanos". Lo que no es muy conocido es el juego del tiburón. Este, según la menor, consistía en que las chicas tenían que escapar de Mazzone, mientras chapoteaba en la pileta acechando a sus presas junto con uno de los remiseros, que también hacía el papel de tiburón.
"Me gustaría que termine saliendo todo a la luz, para que se sepa qué clase de persona es él y que nosotras podamos estar bien. Me gustaría que nos dejen de criticar a nosotras (por su amiga), porque nosotras dos no hicimos nada", dijo la menor. "Hace dos días le mandé un WhatsApp a Amador y se desentendió. Se está borrando. Porque él había dicho que Chicho iba a pasar a hablar por todas las casas de nosotras después de que fuéramos a declarar. Dijo que Mazzone nos iba a poner abogados y nunca pasó nada de eso. Iban a darnos abogados para que dejen de salir las fotos y para que quede limpio nuestro nombre", expresó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...