El jefe del Programa de Accidentología del Ministerio de Salud Pública, Oscar Pineda, confirmó que durante estas fiestas de fin de año regirá una modalidad de control conocida como “tolerancia cero”. Es decir, se hará caer todo el peso de la ley a los conductores que sea sorprendidos en infracción.

Así lo anunció ayer, al término de la “Maratón por la seguridad vial” desarrollada por las calles del centro de la ciudad. La iniciativa tuvo más de 450 inscriptos, pero en la práctica fueron unas dos mil personas en total, la mayoría familias con niños.

Estos realizaron por la mañana una vuelta simbólica por la plaza 9 de Julio, con parte de los chicos con carteles de las señales de seguridad vial. Esta maratón, como se sabe, fue el prólogo para la campaña intensiva “para llamar a la conciencia” que se iniciará mañana para bajar las cifras de accidentes de tránsito.

La meta es intentar reducir al máximo posible la abultada cantidad de heridos y muertos que hay todos los años en esta época.

De la campaña participarán agentes de Accidentología, Seguridad Vial de la Policía de la Provincia, Samec, Bomberos, Tránsito Municipal y Vialidad, entre otros organismos. Para Nochebuena y Año Nuevo los controles serán restrictivos; es decir, se aplicará todo el rigor de la ley en caso de conductores ebrios, no usar casco, cruzar semáforo en rojo, llevar niños en moto o en la parte de adelante de los vehículos, y documentación incompleta, entre otros.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...