Efectivos de la comisaría 3 secuestraron dos pistolones tumberos, un revólver calibre 22, municiones y material para la fabricación casera de al menos siete armas de fuego, en dos allanamientos realizados en domicilios de los líderes de la patota La Pachi, un violento grupo del barrio Vicente Solá, en la zona norte del macrocentro de la ciudad.

Estos sujetos, todos de entre 15 y 21 años, tienen en jaque a la zona por sus constantes enfrentamientos con los integrantes de La Funes, con los que se disputan el dominio de la zona.

Los allanamientos fueron ordenados por el juez de Instrucción Formal 2, Esteban Dubois, luego de un violento enfrentamiento que ambas patotas protagonizaron en la madrugada del 11 del corriente, en la que los disparos se sucedieron, provocando el pánico entre los residentes de la barriada, que debieron encerrarse en sus casas y pedir auxilio a la Policía. “Los enfrentamientos entre ambos vienen de larga data y ambos grupos luchan por el control de la zona”, comentaron los efectivos de la comisaría 3.

Anteayer una decena de policías irrumpió en las viviendas de los líderes de La Pachi. En una casa hallaron un revólver de bolsillo calibre 22 largo y se llevaron detenido a Patricio Mogro (19), quien será indagado hoy por el magistrado. En otra encontraron dos tumberas, proyectiles, una infinidad de balines y material para la construcción de al menos otras siete armas hechizas.

Los sospechosos escaparon por los fondos y son intensamente buscados.

“Las investigaciones respecto del accionar de estos grupos comenzaron a partir de las reiteradas denuncias que radicaron los vecinos hace varios meses”, informó la policía.

Un enfrentamiento de película

El pasado 11 de diciembre varios llamados realizados a la comisaría 3 después de la medianoche, alertaron al personal sobre un violento enfrentamiento entre los dos grupos. Cuando llegaron los efectivos observaron a unas 50 personas golpeándose, arrojándose piedras y disparándose mutuamente con armas de fuego. Al ver la situación desbordante, se pidieron refuerzos a Infantería y al 911.

Los belicosos, al advertir la presencia policial masiva salieron corriendo en diferentes direcciones.

Los vecinos salieron e informaron a los uniformados que varios patoteros se habían escondido en una casa abandonada sobre la calle Deán Funes. Ingresaron al inmueble y se procedió a la detención de Alejandro Burgos (20), Fabricio Saiquita (21), Rubén Brito (20), Nicolás Ribera (18) y tres menores de 15 y 16 años y les secuestraron sendas tumberas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...