María Rosa Ríos siente miedo por su hijo, Cristian Ezequiel Tello (25), preso desde el 2007 por el asesinato de un bebé de apenas seis meses.

La mujer denunció ante la fiscalía de Causas Policiales y Penitenciarias una serie de abusos contra el joven. Según manifestó a El Tribuno: “Mi hijo ya está pagando por su crimen. Ahora tengo miedo de que también me lo entreguen muerto a él”.

Luego agregó: “Hace una semana que lo metieron en el "chancho' después de que tuvo una discusión con el guardia encargado de controlar los pabellones C y G, porque había ordenado que los presos de los dos pabellones salieron juntos al mismo tiempo, con el peligro que representa para todos los presos por una disputa interna. Además, hace dos meses, los custodios le abrieron la celda a las cuatro de la madrugada, entraron tres presos y lo apuñalaron. Una cuchillada casi le toca la arteria aorta y se podría haber muerto”, relató la mujer.

“El 21 lo golpearon por discutir con un guardia, le torcieron el brazo y encima lo metieron 15 días a la celda de castigo, en el pabellón M. Le rompieron dos dientes a los golpes, lo dejaron desnudo en un lugar cerrado en el que solo tiene un catre y no tiene dónde hacer sus necesidades”, dijo Ríos.

Luego manifestó: “Me pidió que haga que lo vea un médico, pero que no haga la denuncia porque se la iban a agarrar de nuevo contra él. Ya estoy cansada y tengo miedo de que me lo entreguen muerto”.

“Mi hijo quiere hacer las cosas bien, porque ya tiene cumplida la mitad de la condena por el tiempo que estuvo detenido antes de que lo juzgaran. Por más que intente tener buena conducta para salir a trabajar, para darle el sustento a su mujer e hijos, y después volver al penal, le buscan la vuelta y lo agreden para que reaccione”, concluyó la mujer.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...