Durante la madrugada, periodistas de un medio nacional ingresaron a la zona y fueron apedreados por los vecinos.

Los enfurecidos vecinos que atacaron el destacamento policial de barrio La Unión, el mediodía del domingo pasado, continuaron las agresiones durante la madrugada de ayer.

Transcurridas las una, un grupo de unos treinta jóvenes, se reunieron en la esquina diagonal al puesto de control y comenzaron a arrojar piedras.

Con gritos y silbidos incitaban a los uniformados a salir, mientras que otros, desde los techos de sus casas, lanzaban trozos de ladrillos.

Al ver que la situación podía llegar a descontrolarse nuevamente, los efectivos policiales pidieron apoyo a la comisaría 6ª.

Cuando los jóvenes vieron los móviles, salieron corriendo en diferentes direcciones.

Las consecuencias

El brutal enfrentamiento dejó un saldo de seis detenidos: Juan Manuel Salas (18), Simón Barrionuevo (42), Juan Carlos Bautista (21) y tres menores de 17 años.

Varios vecinos, algunos ajenos a la situación, y otros que participaron de la gresca resultaron lesionados, por las mismas piedras que lanzaban los violentos y también por el impacto de las balas de goma.

Por otro lado, varios de los uniformados que trabajaron en el operativo sufrieron lesiones.

Tres son los casos más relevantes: la cabo 1ª Marcela Adriana Galbón, quien presenta heridas cortantes en las manos, rostro y en una de sus piernas; el cabo 1§ Rubén Antonio Olivera, con una fractura de tabique nasal y el sargento Luis Olivera, quien recibió varias pedradas que le provocaron un corte en la pierna.

“El barrio está divido entre quienes piden la presencia policial para mayor seguridad y aquellos que se resisten a los patrullajes preventivos del 911”, aseguraron efectivos policiales a El Tribuno.

Las averiguaciones continúan para identificar a los que participaron en el furioso enfrentamiento, en el que además de romper los vidrios y puertas del Centro Policial, se robaron la bandera provincial. Un grupo numeroso ingresó al predio del puesto de control para continuar dañando la propiedad el domingo, mientras se desataban los hechos violentos.

Los policías que estaban en la zona dijeron a El Tribuno: “Un efectivo de infantería tuvo que hacer disparos al aire para que salgan del patio del predio”.

La causa fue caratulada como daños calificados, lesiones, amenazas, robo y resistencia a la autoridad, e interviene el juez de Instrucción Formal 4, Antonio Pastrana.

Patota atacó a jóvenes en barrio Ceferino

En otro hecho, una patota golpeó y apuñaló a dos jóvenes en el barrio Ceferino, para robarles.

El ataque ocurrió ayer a la mañana, cuando un grupo compuesto por: Gabriel Zalazar (27), Maximiliano Medina (19), Daniel Domínguez (24) y un menor de 17 años golperon brutalmente a dos jóvenes de 19 y 33 años para robarles.

La madre de los damnificados, Azucena Cabrero (64), los encontró en la calle, golpeados y ensangrentados.

Los jóvenes identificados como Diego Cerón, (33) y su hermano, Franco (19), se encuentran hospitalizados en estado de observación por cortes en la columna y abdomen producidos por un arma blanca.

El hecho fue caratulado como robo calificado; también intervino el juez de Instrucción Formal 4, Antonio Pastrana, junto a la jueza Silvia Bustos Rallé, de Menores 2.

.

.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...