Mientras los buzos reanudan desde primeras horas de la mañana las tareas de búsqueda para encontrar a la veintena de desaparecidos por el naufragio del crucero Costa Concordia, que terminó con la vida de 11 personas, la investigación del naufragio sigue adelante.
Esta semana se buscaba a una joven que al parecer estaba sentada en la sala adyacente al puente del mando del crucero, y que seguía a través de los cristales de la ventana las maniobras del capitán Francesco Schettino. Esta nueva información relacionada con el comandante, disparó la alarma en los medios de comunicación italianos e internacionales, según relata Madrid noticias.

Tras el episodio la noche del naufragio frente a la isla Giglio entre el comandante y la capitanía, en la que el primero intentaba ocultar que estaba fuera del barco, ahora se ha conocido que, Domnica Cemortan, la joven moldava de 25 años, iba en el crucero pese a que no estaba en la lista de pasajeros, y dormía en una habitación anexa a la sala de mandos. 

Según señala el periódico La Repubblica de Italia, el comandante del crucero estaba con la joven en la cabina en el momento del accidente. Información que la protagonista ha confirmado en una entrevista a un medio moldavo “Jornal TV”, en el que ha ofrecido una entrevista después de aparecer en diferentes imágenes dentro del crucero Costa Concordia.

En la misma explicó que es empleada de la compañía, aunque en este trayecto viajaba como turista.
En la entrevista concedida al canal de televisión, Domnica Cemortan aseguró que la noche del naufragio, antes de ponerse a salvo, ayudó a varios pasajeros, y ha alabado la labor del comandante del que ha asegurado que “ha salvado miles de vidas”. Como la mujer no estaba registrada, los Carabinieri van a investigarla para conocer qué paso esa noche.
Además esta joven comió antes de la tragedia con el capitán del Costa Concordia.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...