Las fuerzas militares de Gadafi avanzan poco a poco pero con paso firme hacia la ciudad de Bengasi, el bastión rebelde del este, tras consolidar sus posiciones en el oeste.

A pesar de las bolsas de milicianos antigubernamentales que puedan quedar en localidades como Ras Lanuf, las tropas del régimen comenzaron a bombardear Brega y Misrata, de camino hacia el municipio crucial de Ajdabiya, el último antes de Bengasi. A la superioridad militar del ejército libio sobre los insurgentes se le sumó apoyo extranjero. El rebelde Consejo Nacional Libio denunció que Siria y Argelia están apoyando a Gadafi con armas y mercenarios

Las fuerzas leales a Gadafi lanzaron ayer un ataque aéreo sobre la ciudad de Misrata, en un intento de retomar el último reducto rebelde del oeste del país, según han indicado varios rebeldes y residentes de la ciudad. “Están intentando irrumpir en Misrata, ahora están a unos 10 kilómetros”, señaló un rebelde

“Escuchamos ruido de artillería. No nos queda otra salida que luchar”, añadió

Poco antes, los cazas de Gadafi bombardearon de nuevo la localidad de Brega, a unos 110 kilómetros al este de Ras Lanuf, donde continúan los combates entre las brigadas gadafistas y los milicianos rebeldes. “Nuestros hombres siguen en, al menos, parte de Ras Lanuf”, dijo el portavoz rebelde, Mustafa Geriani, que indicó que militares profesionales continuaban participando en la defensa de estas localidades, consideradas la principal línea defensiva rebelde, cuyo bastión, Bengasi, está situado a unos 500 kilómetros al este

Algunos residentes comenzaron a abandonar Brega, que ya ha sido bombardeada esta semana por la aviación leal a Muamar Gadafi, cuyos tanques de combate han impuesto su superioridad con apoyo de artillería desde mar y tierra

El jefe del rebelde Consejo Nacional Libio, el ex ministro de Justicia Mustafá Abdel Jalil, reclamó ayer a la comunidad internacional que imponga la zona de exclusión aérea, y lamentó que si esto no se produce “los civiles van a sufrir” víctimas de la violencia del régimen. “Si no hay zona de exclusión aérea y restricciones a los barcos de Gadafi, los civiles libios van a sufrir”, declaró

Los soldados de Gadafi no la tienen fácil. Pese a su superioridad militar les cuesta un esfuerzo enorme mantener el control de las poblaciones que conquistan.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...