Una banda de estafadores tucumanos, integrada por tres policías y una mujer, fue descubierta antenoche en la Serenata a Cafayate, vendiendo entradas truchas en las afueras del recinto donde se desarrolla el festival, la Bodega Encantada, y les secuestraron más de 200 tickets falsos, uno de los automóviles en los que se desplazaban y $2.900 que llevaban recaudados.
El procedimiento fue realizado poco antes de que subiera al escenario el cantante y exnochero Jorge Rojas, durante una acción coordinada por el director de Seguridad de la Policía de la Provincia, Regino Montero, quien se halla en la capital calchaquí al frente del dispositivo organizado para la ocasión y que cuenta con la participación de más de cien efectivos locales, de Infantería, Caballería y de la Brigada de Investigaciones.
“Los tickets son de altísima factura, casi idénticos a los originales, y fueron advertidos por un oficial experto”, indicó Montero al referirse al hecho.
“Todos son para acceder a las populares, lo que indica que los estafadores pensaron bien su maniobra, ya que las plateas son numeradas”, enfatizó el alto oficial salteño.
Como consecuencia del procedimiento, fueron aprehendidos los agentes policiales tucumanos y cabecillas del grupo Alvaro Orellana (27) e Iván Muñoz (28), ambos con revista en la localidad de Monteros, una ciudad situada unos 50 kilómetros al sur de la vecina capital provincial. Al advertir que habían sido descubiertos, ambos sujetos trataron de escapar en un Chevrolet Corsa, pero fueron atrapados luego de una cinematográfica persecución. Por el camino iban arrojando las entradas truchas, pero no pudieron deshacerse de todas.
En otro vehículo de similares características escaparon otros dos de los integrantes de la banda. Se trata del cabo Rubén Molina y una mujer que no ha sido identificada.
“Tenemos información de que estos sujetos ya habían operado en los festivales de Cosquín, tanto el folclórico como el rockero, y en el de Jesús María. Pero, cotejando datos con otras fuerzas, se tiene la casi certeza plena de que vienen desplazándose por todo el país vendiendo entradas falsificadas para espectáculos de gran afluencia de público”, señaló el comisario Montero.
“Los delincuentes pensaban hacer su ‘agosto’ durante la jornada del sábado, habida cuenta de la gran expectativa y demanda de entradas generada por la participación del Chaqueño Palavecino”, agregó el director de Seguridad de la Policía de la Provincia de Salta.
Los dos agentes tucumanos detenidos quedaron alojados en la comisaría de Cafayate, pero serán trasladados mañana a la Alcaidía Judicial de la capital. Recién les tomarán declaración indagatoria el miércoles próximo en virtud de la sucesión de feriados.
La causa quedó en manos del juez de Instrucción Formal 1, Martín Fernando Pérez, quien la caratuló como “estafa y defraudación”.
Durante las pesquisas, los investigadores lograron identificar a quince damnificados, quienes pasaron a ser testigos claves de los sucesos.
Todos pagaron $80 por sus boletos, pero ninguno pudo ingresar a ver el show de Jorge Rojas, ya que cuando estaban por entrar se descubrió el caso.
“Es increíble. Las entradas que yo adquirí parecían originales. Me gasté $320, ya que compré cuatro: una para mí, otra para mi esposa y dos más para mis hijas, que son fanáticas de Jorge Rojas”, relató Pedro L., quien no podía disimular su rabia.
La Policía estima que los falsificadores habían alcanzado a vender unas cien entradas.



 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...