Una mujer de 44 años fue degollada sin miramientos y ante decenas de testigos por su expareja, tras una violenta discusión que protagonizaron en el centro mismo de la ciudad de Famaillá, sita a cincuenta kilómetros de la capital tucumana.
El hombre huyó del lugar del crimen caminando, sin que ningún transeúnte intentase detenerlo, según informaron fuentes policiales.
La denuncia del femicidio por parte de un vecino hizo posible la localización del mismo, pero cuando la Policía llegó al lugar para detenerlo el sujeto ya se había quitado la vida utilizando la misma arma con la que había concretado el feroz ataque que consumó contra su expareja.
 

El hecho ocurrió ayer en dicha localidad, a la altura de Aguas Blancas, a unos 50 kilómetros al sur de la capital tucumana, y la víctima fue identificada por la Policía como Rosa Barros (44).
Fuentes policiales informaron que todo comenzó cuando Miguel Angel Barrionuevo (51) interceptó en la calle a su exmujer, quien iba a trabajar en la cosecha de limones en una explotación cercana.
El sujeto, según testigos, comenzó a recriminarle a su expareja de manera vehemente distintas acusaciones, la mujer, en tanto, no contestaba a ninguno de los reclamos de su exmarido, con quien había tenido seis hijos y del que se había separado hacía ya un año y medio.
La discusión se tornó entonces violenta y en esa ocasión el hombre extrajo un arma blanca con la que la apuñaló en varias partes del cuerpo, todo esto en presencia de decenas de testigos que no intervinieron ni en la discusión ni en la persecución del agresor. Finalmente, el asesino la degolló sin miramientos, para dejar el cuerpo sin vida tirado en la vereda ante el estupor de decenas de ocasionales transeúntes y automovilistas.

De inmediato, Barrionuevo pasó por la casa de un vecino, al que le contó con lujo de detalles lo sucedido, aparentemente lo tenía todo planeado desde hace tiempo atrás, y cuando la Policía fue advertida por el vecino acerca de lo que le había relatado Barrionuevo salió a buscarlo en la casa donde vivía, adonde lo encontraron muerto en medio de un charco de sangre, también degollado, con la misma arma que había utilizado para quitarle la vida a su exmujer.
Según amigos y familiares de la pareja, se habían separado hace más de un año y medio, aunque los motivos de la separación no fueron informados por nadie, por lo que las causas que llevaron al hombre a cometer el femicidio se están investigando.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...