El ciclista Román Mastrangelo, del equipo Shania de Río Negro, ganó la 81ª edición de la Clásica 1º de Mayo, que tuvo participación récord, con más de 130 pedalistas inscriptos en diferentes categorías. El vencedor, oriundo de Chivilcoy, completó el circuito de cuatro vueltas en 2h25m24s y fue escoltado por Diego Simeane (Esco Telefónicos de Entre Ríos) e Ignacio Pereyra (Selección Argentina). El mejor de los salteños en la clasificación fue Daniel Díaz (h) (San Luis Somos Todos), al ocupar la séptima plaza; el salteño era uno de los candidatos a romper la racha de 18 años sin victorias salteñas y estuvo cerca de lograrlo, puesto que a 10 km del final fue puntero de la competencia.

La jornada arrancó con la victoria del jujeño Marcelo Mossano en la categoría master B; en master C se impuso el santafesino Oscar Pergolesi, mientras que en master D ganó el salteño Daniel Díaz (p).

Una participación histórica tuvieron las damas, ya que la Clásica 1º de Mayo tuvo una categoría exclusiva para ellas; la vencedora fue la bonaerense Valeria Romina Pintos, figura del seleccionado argentino que participó en el último Panamericano de ciclismo. Por último, entre los juveniles ganó el riojano Gerardo Atencio.

La competencia se desarrolló con normalidad y, a pesar de algunas rodadas sin consecuencias, se vivió una fiesta a lo largo de los 25 km. de recorrido. Como cada año, la gente presenció la carrera fiel a su estilo: desde un costado el camino y siempre dando voces de aliento hasta el último de los participantes.

Tampoco fue esta vez. La 81ª edición de la Clásica 1º de Mayo volvió a ser esquiva para un ciclista salteño y ya son 18 los años sin victorias locales, desde aquel triunfo en 1995 de Gustavo Pardo. Ayer la gloria se la llevó el pedalista bonaerense Román Mastrangelo, del equipo Shania de Río Negro, al completar los cuatro giros del circuito en 2h25m24s. El ganador tomó la posta de la carrera en los kilómetros finales y llegó a la meta embalado junto a Diego Simeani (Esco Telefónicos de Entre Ríos) e Ignacio Pereyra (Selección Argentina), quienes ocuparon el segundo y tercer lugar del podio, respectivamente.

Uno de los ciclistas a quien superó Mastrangelo en el tramo final de la clásica fue a Daniel Díaz, representante del equipo continental San Luis Somos Todos. El salteño estuvo prendido en las principales posiciones de la prueba desde el inicio. Su ubicación lo dejaba a tiro de la hazaña y de quebrar la racha negativa que arrastra el ciclismo local desde 1995. Lideró parte de la última vuelta, pero Mastrangelo tuvo mejor final, al arrebatarle el primer puesto y cruzar la bandera a cuadros con menos de dos segundos de ventaja sobre Simeani y Pereyra.

La carrera no tuvo un dominador claro como sucedió en anteriores ediciones: fueron varios los punteros durante las cuatro vueltas e incluso el pelotón de punta se mantuvo compacto los dos primeros giros y recién a partir del tercero unos diez ciclistas comenzaron a sacar diferencia sobre el resto. Fernando Barroso, de la Selección Nacional, ganó la primera vuelta; en la segunda fue Franco Lopardo, del equipo salteño, el mejor, mientras que Cristian Clavero pasó primero en la tercera vuelta. Incluso entre giro y giro tuvieron la punta el boliviano Horacio Gallardo y el argentino Gabriel Richard.

Sin un dominador claro, la carrera estaba para cualquiera. Sobre el final, quienes presenciaron la carrera en el monumento a Martín Miguel de Güemes comenzaron a hacer sus apuestas. Unos hablaban de Díaz y otros de Cristian Clavero, pero terminó siendo Mastrangelo el ganador. Entre sus antecedentes, cuenta con una victoria en la Doble Bragado, en 2010.


 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...