El final de la Liga de España está envuelta en un verdadero escándalo por el arreglo del resultado entre el Rayo Vallecano y el Granada, cuyos jugadores hicieron un pacto dentro del campo de juego para terminar con el triunfo del equipo madridista. Con ese resultado, el Villarreal, que había perdido ante Atlético Madrid, se iba al descenso.

Las sospechas que sobrevolaban desde hace rato sobre el supuesto arreglo, se le sumaron las declaraciones de Michu, del Rayo Vallecano, quien admitió que hubo un pacto con los jugadores del Granada en el mismo campo de juego para evitar el descenso. Y

Villarreal necesitaba apenas un punto para mantener la categoría y estaba consiguiendo su objetivo. Hasta que a los 43 del segundo tiempo, el colombiano Radamel Falcao abrió la cuenta para el Atlético Madrid. A partir de entonces, la suerte del Submarino Amarillo dependía de lo que pasaba entre Rayo Vallecano y Granada, que hasta ese momento igualaban 0-0.

Pero una vez enterados del gol de Falcao, hubo un diálogo entre los jugadores del Rayo y Granada. Y enseguida llegó el gol de Tamudo -en posición adelantada-, que le certificó la permanencia en primera al Rayo Vallecano. Aunque el arreglo casi sale mal. Porque Marco Ruben, el delantero argentino del Villarreal, estuvo a centímetros de señalar el empate, que habría hecho descender al Granada.

Tras el final del partido, y con la pérdida de la categoría del Villarreal confirmada, Michu, volante del Rayo, reconoció el arreglo: “No me acuerdo a quién le dije del gol del Atlético, pero me preguntó si era verdad y me hizo jurárselo”.

¿Cómo sigue la historia? Habrá una reunión de la Comisión Delegada de la Liga de España, que revisará lo que sucedió en la última fecha, la que está sobre la lupa.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...