El actor Antonio Gasalla aseguró hoy que espera que la Justicia esclarezca si existió un intento de secuestro en su contra y, tras rechazar que la denuncia haya sido una "movida de prensa", afirmó que vive "custodiado" y tomando las precauciones indicadas porque no está viviendo "en un paraíso terrenal".
Lo afirmó en conferencia de prensa en el estudio de su abogado, Miguel Angel Pierri, quien apenas terminada la exposición del actor denunció que mientras se realizaba la rueda con los periodistas le robaron una "laptop" y una filmadora.
Gasalla apareció hoy públicamente luego de que durante el fin de semana se difundieran informaciones de un posible secuestro en su contra y su presunta intención de irse del país, justo cuando la prensa de espectáculos difundía sus negociaciones para sumarse al programa de Marcelo Tinelli y el cachet que cobraría por su participación, algo que -según se hizo público- provocó molestias en el staff del jurado de ese envío televisivo.

 

Al respecto, el actor no hizo acusaciones directas, pero afirmó: "Sé que las cosas trascienden cuando alguien las cuenta. No soy idiota. Si alguien comunica un cachet por tevé sabe lo que está haciendo, para bien o para mal".
"Vivimos en países donde la plata es una papa caliente en la mano", afirmó, y añadió sin terminar la frase: "Si salía a decir que alguien cobra un millón de dólares por mes..." Tras aclarar que su incorporación al programa de Tinelli sigue "en conversaciones", Gasalla aseguró que "no me gustan que duden" sobre la veracidad de la investigación de un posible secuestro. "No estoy tan enfermo para hacer publicidad con esto. Esto es más perturbador que beneficioso", enfatizó.
Buscando alejarse de la polémica mediática, Gasalla confirmó que un custodio del Teatro Nacional donde él hace sus funciones de "Más respeto que soy tu madre" le avisó que tenía información a través de un policía sobre gestiones que habría en marcha para monitorear sus movimientos, con "pinchaduras de teléfonos", pues "se hablaba de millones de dólares". Gasalla aclaró que no se había reunido con la ministra de Seguridad, Nilda Garré, pero sí con el secretario de Investigaciones de Delito Organizado de esa cartera, Miguel Robles, quien le explicó cómo moverse mientras se desarrollaba la investigación, y descartó la pinchadura de sus teléfonos.
"Me explicó que los teléfonos no estaban pinchados. Que no es tan común como la gente se cree. Y me explicó como moverme. Me dijeron 'el menos secuestrable es usted'. Toda mi familia se llama Gasalla así que tuve que empezar a avisarles que tuvieran cuidado", indicó.
En ese sentido, Gasalla pidió varias veces disculpas por no haber atendido las llamadas periodísticas y explicó: "Cuando se empieza una investigación de este calibre piden que uno hable poco, y yo hice todo al pie de la letra lo que me dijeron".
"No me puedo bajar del auto si no me dan permiso. No estoy asustado. He tenido el apoyo del Gobierno y sé que la presidenta Cristina Fernández estuvo mirando (el tema)", señaló.
Al respecto, afirmó que tenía previsto una reunión con la jefa de Estado porque había intenciones de poner una foto suya en un área de la Casa Rosada, pero aclaró que esa entrevista no tuvo vinculación con este episodio policial.
"A los que dicen que esto fue un operativo de prensa de Tinelli, del canal, del abogado, se equivocaron. Más que decirles que no es verdad, no puedo hacer nada -afirmó-. Tengo contratos que cumplir y la vida tiene que seguir, mientras se sigue la investigación".
Cuando la conferencia finalizó, una periodista de DyN se acercó al abogado Pierri para consultarle novedades sobre otro caso policial, pero el letrado respondió: "¿Novedades? Sí, se robaron una laptop y una filmadora de acá, recién. Justo, hablando de inseguridad. Son de cuarta, de cuarta!".



 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...