La incertidumbre y los controles a la compra de dólares, la reforma impositiva en la provincia de Buenos Aires, la estatización parcial de YPF, entre los temas urgentes a resolver por el Gobierno, han postergado el tratamiento de la reforma tributaria que ya estaba en cartera, y considerado un tema importante.
Y si a estos acontecimientos le sumamos la disminución en la recaudación impositiva, ocasionada por la constante desaceleración de la economía, podemos deducir que lo que se viene en el corto plazo es la discusión en el Congreso de un nuevo paquete de medidas impositivas que buscarán entre otros temas: a) gravar la renta financiera, y b) modificar el impuesto a las Ganancias.
Existen, que se sepa, tres propuestas que tienen como objetivo llevar adelante esta reforma impositiva. La primera y más antigua es el “Plan antievasión III”, elaborado conjuntamente por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) de Ricardo Echegaray y la Secretaría de Hacienda, de Juan Carlos Pezoa.
La segunda propuesta, conocida como “reforma integral”, es un documento elaborado por cincuenta de los tributaristas más prestigiosos del país, coordinados por el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), que fue entregado al ministro de Economía, Hernán Lorenzino, y será presentada públicamente en los próximos días.
La tercera iniciativa, es la que saldría del despacho del viceministro de Economía, Axel Kiciloff; quien hoy, según entiende el kirchnerismo, es el único funcionario con poder para avanzar con este proyecto considerado como una cuenta pendiente del Gobierno. Podríamos decir, entonces, que es la que más chances tiene de ser concretada.
Esta tercera propuesta, por lo que trascendió, no incluiría el régimen de coparticipación de impuestos, para no caer en las negociaciones con los gobernadores, ya que se necesita llegar a un acuerdo con las 24 provincias y la Ciudad autónoma de Buenos Aires.

Alcances del proyecto

Hasta ahora, lo que se conoce públicamente es el “Plan antievasión III”, que busca introducir cambios sustanciales en el impuesto a las Ganancias, haciendo hincapié en la renta financiera.
El objetivo más significativo del proyecto es grabar la compra venta de títulos valores, e incluir la figura del fideicomiso (financieros o no) como sujeto imponible del impuesto a las Ganancias, con lo que pasarían a pagar el 35% de la renta.
En este proyecto, si se aprueba como está presentado, la AFIP tendría mayor poder de control y fiscalización. Entre los puntos más importantes de las modificaciones a realizar podemos mencionar:
a) Si una empresa no cumple con una deuda impositiva, los socios solidariamente responsables deberán hacerse cargo de la obligación si es que la compañía no ha cancelado este pasivo.
b) Se ampliarán los plazos para que el organismo de recaudación (AFIP) cuente con mayor margen para reclamar impuestos y aplicar sanciones.
c) Se creará un sistema que identificará y realizará el seguimiento de los productos que comercializa una empresa para controlar el pago del impuesto en cada etapa de comercialización.
d) Fijará nuevos requisitos a los contribuyentes a la hora de que estos quieran constituir domicilio legal.
e) Podrá intimar y reclamar deudas a particulares y a empresas vía e-mail.
f) Podrá dejar por sentado, de modo anticipado, precios y cotizaciones en productos cuyos valores no puedan ser fijados con exactitud.
g) Este proyecto también propone la creación de nuevas herramientas de notificación a los contribuyentes, como el expediente y el documento electrónico, la firma electrónica y digital y las comunicaciones electrónicas que tendrán eficacia judicial y valor probatorio.
Estos proyectos de modificación son una primera parte de lo que se busca cambiar, ya que la reforma sería mucho más profunda porque también alcanzaría al impuesto al valor agregado (IVA), Ganancia mínima presunta, e incorporaría nuevos métodos para calcular la valuación de los inmuebles en bienes personales. Además modificaría la ley de procedimientos tributarios.

Otra opinión oficialista

El titular de la Unidad de Información Financiera (UIF), José Sbattella, en su reciente libro titulado “Origen, apropiación y destinos del excedente económico en la Argentina de la post convertibilidad”, escribió: “Entendemos que la debilidad radica en la política tributaria, que mantiene su perfil regresivo heredado del modelo neoliberal”.
También considera necesario profundizar la presión tributaria sobre los sectores de más excedentes económicos, como “los sectores de minas y canteras e intermediación financiera”. Hace allí referencia a “la importancia de incorporar un impuesto a la compra venta de moneda extranjera, ya que el 50% de los capitales fugados se materializa a través de la compra de divisas”.

Opiniones

La mayoría de los ciudadanos opina que la reforma tributaria disminuiría la evasión y la elusión a las normas impositivas, pero también miran con preocupación este intento como una acción más para generar nuevos ingresos del Gobierno y poder disminuir el déficit fiscal.
Si no se llega a un acuerdo entre los legisladores para implementar esta reforma tributaria, puede transformarse en tema de campaña de la oposición en las próximas elecciones del 2013.
No es un tema menor y seguirá generando incertidumbre entre los contribuyentes y futuros inversores en una economía con índices de crecimiento cada vez más bajos, que necesita con urgencia mayores inversiones que generen trabajo genuino y no mayores impuestos.
 

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...