Un local que comercializaba dispositivos para adulterar ticketeras de taxis y remises, que incrementan el precio de bajada de bandera y caída de fichas durante los viajes, fue allanado el jueves por personal de la Brigada de Investigaciones 1. Circuitos electrónicos truchos llamados “Piripipí”, equipos tecnológicos e informáticos con softwares empleados para su instalación fueron secuestrados desde el comercio, ubicado en Coronel Vidt al 400. Además se incautó una ticketera perteneciente a un vehículo secuestrado por personal de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMT), en un procedimiento realizado ese mismo día.
El viernes 18 de mayo último, la presidenta de la AMT, Adriana Pérez, expuso ante los efectivos de la Brigada de Investigaciones que en la sede de Mitre 1231 se habían registrado constantes quejas de los usuarios sobre cobros excesivos por parte de taxis y remises.
En consecuencia, inspectores de la AMT, junto con efectivos de la Policía Vial, tras diferentes procedimientos, secuestraron siete vehículos que circulaban con ticketeras adulteradas, sin estar habilitados. La División de Robos y Hurtos de la Brigada de Investigaciones 1 estableció que mediante la instalación de circuitos ilegales, se adulteraban los pulsos de los taxímetros. Dichas placas eran fabricadas en forma casera, instaladas en el interior del rodado y activadas por el chofer al momento de accionar las llaves de las luces, o bien contaban con un pulsador adoptado en el torpedo. Una vez que el pasajero ascendía al vehículo, el conductor encendía la ticketera y accionaba el mecanismo, provocando que se generen tarifas mucho más altas que las legalmente establecidas. Mediante una orden de allanamiento librada por el juez de Instrucción Formal 7, Jorge Sosa Vallejo, los efectivos irrumpieron en el local comercial y secuestraron tres CPU, una netbook, doce placas de ticketeras, nueve circuitos electrónicos “Piripipí”, dos ticketeras y un CD con software de instalación. El magistrado ordenó el secuestro de las ticketeras de los vehículos incautados por la AMT, pero al dirigirse al predio donde se encontraban los rodados se constató -cosa increíble- que habían sido retirados por sus dueños, previo abonar la multa. Posteriormente, ubicaron en la vía pública a otro vehículos truchado y secuestraron su ticketera. Continúan las diligencias en procura de incautar los dispositivos de los automóviles ya entregados.
Se ordenó un acta de identificación simple para el propietario del local, Jacinto Ricardo Mauno (44).

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...