Agentes de seguridad intentan verificar si había algún tipo de conexión entre los ciudadanos peruanos detenidos.

Una perra adiestrada de Aduana llamada Sheisha se convirtió en el personaje de la frontera, tras impedir en tres días que dos personas ingresaran un total de 4,730 kilogramos de cocaína.
Ambos hechos se registraron en el control de Aduana que se encuentra ubicado en el puente internacional que une la ciudad boliviana de Villazón con La Quiaca, en Argentina.
El primero y más impactante de los sucesos ocurrió el pasado lunes cuando una mujer oriunda de Perú, cuya identidad no fue relevada por las fuerzas de seguridad, intentó ingresar en su valija 2,600 kilos de la mencionada sustancia.
Al ser requisada por la can antinarcóticos y detectora de divisas, el animal realizó una manifestación positiva característica, por lo que los gendarmes decidieron abrir el maletín y encontraron, oculta en un doble fondo, la sustancia ilegal.
La mujer requisada quedó inmediatamente detenida y a disposición de la Justicia.
 

Otra vez actuó Sheisha
 

Tres días después del anterior hecho, el jueves pasado en un control de rutina sobre una valija de otro ciudadano peruano, una agente aduanera notó que contenía pocas prendas de vestir, pero que poseía un peso descomunal. Solicitó la presencia de un agente aduanero especializado y su perra Sheisha, que nuevamente efectuó un movimiento particular tras olfatear el maletín del hombre (cuyo nombre tampoco fue proporcionado por las fuerzas), halló 2,130 kilogramos de cocaína en pasta.
El hombre, al igual que su compatriota detenida días antes, fue encarcelado y puesto a disposición de la Justicia Federal.
 

Evitó el egreso de dinero
 

Un hombre de nacionalidad argentina, que trasladaba una importante suma de dinero (alrededor de 7.000 pesos) oculta entre sus prendas de vestir, fue interceptado por un agente de la Aduana, tras la intervención de Sheisha, quien detectó la suma de dinero que llevaba el demorado.
El hombre, tras ser consultado, se sinceró y relató que había intentado pasar el dinero hacia la localidad boliviana de Villazón, con el fin de comprar dólares.
El ciudadano argentino estuvo demorado durante varios minutos y, si bien no fue detenido, su dinero fue secuestrado por los agentes del control aduanero.
Tras realizarse las actuaciones correspondientes, el sujeto se retiró del lugar.
De esta manera, tras detectar casi cinco kilos de cocaína en tres días y, a su vez, impedir que un ciudadano egresara en forma ilegal dinero hacia el país vecino, la can adiestrada Sheisha fue felicitada por los pobladores y personas que circulaban por la zona donde ocurrieron los hechos.
XXXXX
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...