Indignación e impotencia era lo que sentían Alfredo Díaz y miembros de una entidad en formación denominada “Patitas callejeras” cuando se enteraron ayer que un grupo de policías hirió a un perro en barrio Belgrano de Tartagal. Firpo estaba en el domicilio de su dueño y todo sucedió en medio de un operativo, del que según manifestaron jefes policiales no existían registros.

Según se informó, los policías buscaban a una persona que minutos antes había robado a una mujer en la zona oeste de esa ciudad norteña. Al llegar a la vivienda de Alfredo Díaz, y según los vecinos, irrumpieron para detener a uno de sus familiares (identificado como Facundo Gerez), quien se encontraba durmiendo con su esposa. Cuando intentaron detenerlo, un efectivo descerrajó 7 perdigones el perrito mestizo y sin dientes trató de defender a Gerez.

Los disparos se hicieron a una distancia de un metro. El médico veterinario Eduardo Quantín lo atendió e informó que tiene heridas graves.

Alrededor de las 9 de la mañana de ayer, el animalito ya había sido operado. Quantín informó que 7 perdigones le produjeron lesiones subcutáneas y en toda la musculatura del flanco derecho, por lo que fue necesario reestructurarle la zona de la lesión, de unos 9 centímetros

Joven detenido y lesionado

Alfredo recordó que el operativo comenzó a las 2 de la mañana. “Entraron (por los policías) a la casa de mi hijastro que estaba durmiendo al intentar sacarlo a la rastra. Mi perrito intentó defenderlo y fue cuando uno los policías comenzó a disparar al perro y al muchacho”.

La mamá del chico dijo que su hijo estaba herido de varios perdigonazos e informó que en el hospital una médica hizo el informe acerca de las lesiones que el chico presentaba. "Se comportaron como salvajes”, dijo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...