La tarea que el padre Chifri desplegó en la Quebrada del Toro está brindando más frutos. La inauguración de la planta empaquetadora de papa andina el 21 de julio próximo beneficiará a las 400 familias que viven en la serranía, dedicadas al autosustento y que ahora podrán comercializar su producción.
La planta agregará valor a la producción local y generará mano de obra en la zona. Está ubicada en el predio de la Fundación Alfarcito y en junio pasado comenzó ya con la clasificación, lavado y empaquetado de miles de kilos de papa andina.
La iniciativa cumple así con los requisitos impuestos por el Senasa para la comercialización del producto.
 

Producción orgánica

Las principales variedades que se cultivan en la Quebrada son la papa blanca o cuarentona, oca y tuli, entre otras. Se trata de una producción totalmente orgánica, ya que no se emplean fertilizantes, agroquímicos ni pesticidas de ningún tipo.
Fuentes consultadas señalaron que la producción de papa andina ronda las 700 toneladas anuales, de las cuales el 10% es destinado para semillas, el 20% para autoconsumo y el 70% para la comercialización.
Actualmente la papa andina, considerada un producto gourmet, es muy requerida por grandes cadenas hoteleras de Buenos Aires. Los productores ya cuentan con varios pedidos de tamaño copetín, la más pequeña. En cambio, la papa de tamaño familiar, más grandes, irá al mercado local, principalmente el Valle de Lerma y Salta capital.
 

Las instalaciones

La planta cuenta con 100 metros cuadrados, salas de recepción, clasificación, lavado y empaque, oficinas, baños y un galpón de carga y descarga. También tiene un módulo de cocina para la elaboración de productos artesanales varios. En la planta se realiza la aplicación de antibrotante y el envasado en bolsas de 1 y 5 kilos, exigencias demandadas por el Senasa. Demandó una inversión de 300 mil pesos, con fondos nacionales y provinciales gestionados por la Secretaría de Asuntos Agrarios de Salta.
 

La fiesta de la papa andina

La II Fiesta y Festival de la Papa Andina se realizará el 21 de julio, a las 10, en Alfarcito. Las actividades comenzarán con un homenaje a la Madre Tierra y la inauguración de la planta empaquetadora. Habrá un festival folclórico y venta de comidas típicas de la región.
 

Evitar el desarraigo en las comunidades

La mayoría de los productores vive en lugares de difícil acceso y debe bajar la producción desde los cerros a lomo de burro, luego de viajes de hasta 8 horas. Este tipo de iniciativa alienta la permanencia en el lugar de origen, objetivo del padre Chifri.

“La producción aumentó y se necesita ahora más mano de obra. Gestionando un emprendimiento para que dicha mano de obra sea paga y evitar así que la gente emigre”, señaló Néstor Burgos, de la Cooperativa Agropecuaria Preincaica, quien inició las gestiones para la construcción de la planta en 2005.

La cooperativa se dedica actualmente al fomento del cultivo de la quinoa, prohibido por los españoles por ser empleada en rituales religiosos por los pueblos originarios. “Hoy la mayor parte de la quinoa que se consume en el país proviene de Bolivia. En la Quebrada del Toro solo hay tres productores y es un cultivo ideal para la zona, con un gran rendimiento. El año pasado nos solicitaron 50 toneladas desde Alemania, pero llegamos a 5”, destacó Burgos.

En la Quebrada del Toro hay 25 comunidades campesinas en total. Las familias se dedican a la producción de quesos de cabra, carne caprina, frutas (peras, manzanas, duraznos), choclo, arvejas, habas y papa.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...