Los ministros de Finanzas de la eurozona aprobaron hoy por unanimidad una ayuda de 100.000 millones de euros para evitar que los bancos españoles quiebren y arrastren con ellos a las instituciones financieras de la región.

Tras una teleconferencia de unas dos horas, los ministros indicaron que las ayudas estarán vinculadas con estrictas condiciones. Se aumentará la supervisión al sector financiero en España y se creará un “banco malo” para acumular las hipotecas basura, según explicó la Televisión Española y la agencia DPA.

Las entidades financieras tendrán que ser reformadas según las reglas de la Unión Europea (UE) para evitar distorsiones que resulten perjudiciales para otros competidores en Europa. Los bancos con dificultades recibirán este mes una inyección de 30.000 millones de euros. El monto total que pedirá finalmente España aún no se estableció debido a que las entidades tienen que volver a ser sometidas a examen.

Tras hacerse el anuncio, el Fondo Monetario Internacional, padre de los planes recesivos que se están aplicando en España para salvar a los tenedores de deuda de ese país, manifestó su apoyo a la inyección de capital, concedida después de que Madrid aprobó el mayor ajuste en la historia democrática del país.

Mientras la eurozona daba a conocer su ayuda y comenzaban las declaraciones de apoyo de los organismos afines a la política neoliberal imperante, el riesgo país de España batía un nuevo récord, al superar los 600 puntos por primera vez desde la introducción del euro.

Más malas noticias

Al mismo tiempo, la rentabilidad del bono español a diez años marcaba también a primera hora de la tarde un nuevo récord, del 7,178%. Por su parte, el Ibex35, el índice de referencia de la bolsa de valores de Madrid, se derrumbó ayer un 5,82%, la mayor caída en lo que va del año.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...