Una imagen de la Virgen del Rosario de San Nicolás y el niño Jesús que la figura porta en sus brazos, derramaron lágrimas de sangre en un fenómeno que se reitera por segunda vez en una casa de Avellaneda donde habita una mujer que desde hace once años sufre fenómenos de sanguinación, experimenta los cinco estigmas surgidos del martirio de Cristo y recibe, como asegura, mensajes del hijo de Dios.

El hecho de características sobrenaturales tuvo lugar en el inmueble situado en Zeballos al 1.600, donde Marta Rosemberg y su amiga Hilda comprobaron el martes por la tarde que la virgen que les fue obsequiada hace cinco años y procede de San Nicolás, vertía sangre de sus ojos. Unas tres horas después ocurrió lo propio con la figura del niño.

Marta Rosemberg señaló que la del martes fue la segunda vez en menos de dos meses que se registra el fenómeno que anoche había sumado un tercer elemento: de los ojos de la imagen de María salían lágrimas acuosas con un persistente aroma a rosas que impregnaba la sala donde está ubicada a poco de entrar a la casa.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...