Un perro callejero murió tras recibir el impacto de una bomba de estruendo mientras se manifestaban empleados de una fábrica de colchones en el centro salteño. 

Cadena Mascotera se hizo presente en el lugar donde el perro, llamado Nerón, agonizó durante 45 minutos. Las integrantes del grupo proteccionista fueron alertadas por los vecinos de la zona, además de que una de ellas se encontraba ya en la manifestación, cuidando a los animales callejeros.


Gladys Arias es miembro de Cadena Mascotera y fue tesigo de lo que sucedió. La mujer es responsable de cuidar y alimentar a los perros callejeros que viven en laplaza 9 de Julio. Según explicaron las proteccionistas, ella estaba cuidando que los animales no se metieran en la manifestación, cuando Nerón se escapó y fue impactado por la bomba de estruendo.


El perro era de tamaño grande, color marrón, con una pequeña mancha oscura en el lomo. LLevaba un collar identificatorio de Cadena Mascotera.


Las proteccionistas dijeron que la gente puso el animal a un costado y que algunos vecinos llamaron al veterinario, al igual que ellas mismas. Nerón agonizó por 45 minutos y murió desangrado a causa de las graves heridas que presentaba.


Gladys Arias radicó una denuncia en la comisaría 1º.

La situación, trae a la memoria el caso de Dardo, otro perro callejero que resultó gravemente herido cuando quiso tomar un petardo con el hocico. 

Dardo fue adoptado y hoy se recupera de la lesión. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...